PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Salvia
La aromática salvia, empleada como planta medicinal desde la Antigüedad, destaca por la variedad de virtudes que atesora, desde potenciar la salud de la mujer a su empleo para tratar problemas bucales y digestivos.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Contraindicaciones de la salvia

Embarazada en consulta del médico

No se recomienda tomar salvia durante el embarazo y el periodo de lactancia.

La salvia, como sucede con la mayoría de las plantas de su familia, las labiadas, no es especialmente problemática, y puede ser consumida con cierta tranquilidad, pero cabe tener en cuenta algunas excepciones si queremos tomarla sin sustos, o saber en qué casos o personas está contraindicada y se debería evitar su uso.

Su aceite esencial tiene una importante actividad terapéutica, pero a dosis elevadas o inapropiadas podría generar toxicidad a nivel neuronal, e incluso convulsiones a nivel motor; por todo ello, los expertos recomiendan consumir dicho aceite por vía oral con cautela en dosis moderadas, y siempre consultando con un especialista. Incluso aplicado por vía tópica, el aceite esencial ha provocado irritación en pieles sensibles.

Además, antes de acudir a tu herbolario en busca de esta planta, debes tener en cuenta las siguientes contraindicaciones o precauciones en el uso de la salvia:

Precauciones de uso de la salvia

  1. Los tratamientos con salvia deben contemplar periodos de descanso, de unos diez o veinte días, para evitar el efecto acumulativo de sus componentes más activos, como la tuyona.
  2. Las personas diabéticas deben acudir a su médico si optan por el tratamiento de apoyo con salvia, para que éste controle su nivel de azúcar y prevenga cualquier descompensación.
  3. Por su efecto estrogénico (estimula la producción de estrógenos), y como medida de prudencia, no se recomienda tomar salvia durante el embarazo y el periodo de lactancia.

Actualizado: 26 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD