PUBLICIDAD

Kañiwa, una semilla con múltiples propiedades
La kañiwa es un pseudocereal rico en fibra, proteínas vegetales, calcio, hierro y omega 3, de la misma familia que la quinoa y también apto para celíacos. Conoce sus propiedades saludables y por qué incluirla en tu dieta.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Cómo se toma la kañiwa: consejos de consumo, conservación y recetas

Ensalada de kañiwa

El sabor de la kañiwa es suave y delicado.

La kañiwa es un alimento cada vez más al alcance del consumidor porque es apto para casi cualquier persona. “La moda de este producto probablemente venga propiciada por los celíacos y vegetarianos preocupados por su salud, que buscan incansablemente alternativas para mejorar la variedad y calidad de su alimentación diaria”, argumenta Nerea Segura, dietista-nutricionista y vocal del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Euskadi (Codine), quien recuerda que “basamos nuestra alimentación fundamentalmente en el trigo, el arroz y el maíz, básicamente refinados. Sin embargo, incluir otros granos integrales mejoraría la calidad nutricional de nuestra dieta”.

Tal y como apunta Itziar Digón, psicóloga especializada en nutrición, no hay limitaciones en el consumo recomendable de este alimento, “por lo que se podría tomar a diario sin ningún problema. El único efecto negativo, si se consumiera en exceso, es que puede originar malestar intestinal por un exceso de fibra”, advierte.

De esta manera, “se trata de un alimento recomendable a cualquier edad (niños, adolescentes, adultos y ancianos), tanto si son personas deportistas, como mujeres embarazadas, vegetarianos…”, asegura la vocal de Codine.

Las cualidades organolépticas de la kañiwa también ayudan a que su consumo sea bien recibido por parte del comensal, ya que presume de un sabor suave y delicado, similar a un fruto seco, de ahí que se convierta en una opción muy interesante para cualquier miembro de la familia. “De hecho, su sabor dulce permite que pueda utilizarse incluso en repostería, incrementando así su valor nutricional, pues permite reducir el aporte de azúcar de las recetas que elaboremos. Además, combina muy bien con sabores ácidos, como el yogur o los cítricos, lo que permite crear un agradable juego en el paladar”, resalta Segura.

Dónde se compra la kañiwa, y cómo se prepara y conserva

Gran parte de la diferencia entre la quinoa y la kañiwa es que esta última no contiene saponinas, por lo que no es necesaria lavarla. Además, tampoco precisa poner sus granos a remojo, de ahí que su uso en la cocina sea más rápido y sencillo que otros alimentos de características nutricionales similares.

La kañiwa puede adquirirse en supermercados especializados de comida ecológica o vegetariana, pero también es fácil de encontrar en herbolarios. En estos casos es posible distinguir diferentes formatos, ya que puede comprarse en granos enteros o molidos, en forma de harina o copos. En ambos casos, se aconseja hervirla, o bien tostarla a fuego suave, para aportar un toque más crujiente a nuestros platos.

En cuanto a su conservación, es preferible guardarla en un lugar fresco, seco y sin luz, “así como consumirla antes de los 18 meses de su fecha de envasado”, recomienda Segura.

Recetas con kañiwa

  • Desayuno con kañiwa

    Desayuno con kañiwa

    La forma más sencilla y rápida de incorporar este alimento en nuestra dieta habitual es la de añadir un puñadito de kañiwa a un yogur. También es muy aconsejable comenzar el día con este nutritivo alimento si sustituimos los cereales clásicos de desayuno por kañiwa.

  • Kañiwa en puré

    Kañiwa en puré

    Otra manera muy práctica de acostumbrarse al consumo habitual de kañiwa es la posibilidad de añadir un puñado al puré o a las cremas frías propias del verano, como el salmorejo o el gazpacho. Si la cocemos, su textura crujiente resulta muy agradable al paladar y su sabor suave no enmascara el plato principal.

  • Ensalada de semillas con kañiwa

    Ensalada de semillas con kañiwa

    Mezcla hojas de lechuga y espinacas crudas a tu gusto e incorpora nueces y manzana en tacos. Añade un puñado de semillas de amapola y de kañiwa cocida. Adereza con una vinagreta suave.

  • Muffin de verduras y kañiwa

    Muffin de verduras y kañiwa

    Mezcla un huevo con un vaso de leche entera, una cucharada colmada de harina de kañiwa y verduras al gusto, como ajetes tiernos, setas, etcétera. Incorpora una cucharilla de aceite de oliva virgen, ajo y perejil triturado. Mezcla todo ello y mételo en el microondas durante un minuto y medio (o durante 10 o 15 minutos en el horno a 180 grados).

  • Guarnición de kañiwa para carnes o pescados

    Guarnición de kañiwa para carnes o pescados

    Cocer el grano entero de kañiwa durante 20 minutos y acompañar un filete de carne o pescado a la plancha. Puede añadirse una salsa ligera de pimiento.

Actualizado: 28 de Junio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD