PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alimentación para potenciar tus defensas
El implacable frío invernal viene acompañado de molestos catarros y gripes. Te mostramos cómo pueden ser prevenidos y atenuados gracias a ciertos alimentos que potencian nuestro sistema inmune.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Fortalecer las defensas de niños y mayores

Consejos nutricionales para reforzar el sistema inmune de niños y mayores

La infancia y la tercera edad son los colectivos más sensibles a los efectos negativos del frío, ya que su sistema inmune es inmaduro o está debilitado, explica el Programa de Nutrición y Salud (NUSA). Mientras que un adulto experimenta entre dos y cuatro resfriados al año, en el caso de los más pequeños pueden sufrir hasta diez episodios anuales, según los datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Con una dieta equilibrada y, en ocasiones suplementada, se puede contribuir al fortalecimiento del sistema inmune. “En los lactantes la mejor manera de fortalecer las defensas es mediante la leche materna, ya que su composición, de una gran complejidad, aporta todos los elementos que el niño necesita para conseguir un crecimiento adecuado y previene enfermedades, no sólo mientras está siendo amamantado, sino muchos años después de haberse producido el destete.

En el resto de los niños, es recomendable eliminar la comida basura y llevar una alimentación rica en purés de verduras y legumbres, cereales, pescado o carne. También es fundamental el consumo de frutas con un alto contenido en vitaminas A, C y E y una adecuada hidratación”, explica Valter Lombardi del Grupo EuroEspes.

Respecto a la población anciana, el impacto de las infecciones respiratorias unido a un sistema bajo de defensas o a enfermedades concomitantes pueden producir serias complicaciones. Y si existen problemas de alimentación, muchas veces no bastará con seguir una dieta variada y equilibrada, siendo recomendable la toma de suplementos nutricionales (siempre pautados por un profesional). Lombardi aconseja “en la tercera edad el sistema inmunológico necesita de un aporte regular de proteínas, vitaminas, minerales y probióticos, siendo complicado obtenerlos únicamente a través de la alimentación, por eso el consumo de alimentos a base de extractos marinos, plantas medicinales, jalea real, vitaminas A, C y E, magnesio, cinc y selenio son una buena opción para asegurarnos de que nuestro sistema inmune tenga todos los elementos necesarios para desempeñar su función”.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD