PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Crean un sistema inteligente que vigila enfermedades crónicas en niños

Investigadores de la Universitat Politècnica de València y de la Universidad de Granada han desarrollado un sistema que permite controlar de manera más efectiva y económica a niños afectados por enfermedades crónicas.
Niña con una enfermedad crónica

El sistema es un dispositivo portátil pequeño que se conecta a un teléfono inteligente mediante bluetooth.

06 de Octubre de 2017

Las enfermedades crónicas en la infancia plantean el reto de poder monitorizar su evolución, algo que requiere de tiempo, largas o repetitivas estancias en hospitales y, en ocasiones, de una elevada inversión económica, tanto de los padres como del sistema sanitario. Además, los métodos de monitorización actuales tienen la desventaja de no ofrecer siempre respuestas fiables en determinadas situaciones de emergencia.

Ahora, investigadores del departamento de Teoría de la Señal y de Telemática y Comunicaciones (TSTC) de la Universidad de Granada y del Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de Zonas Costeras (IGIC) de la Universitat Politècnica de València abren la puerta a mejorar el seguimiento de enfermedades crónicas infantiles gracias a un novedoso sistema que utiliza la inteligencia artificial en combinación con la tecnología móvil.

Basta con que el teléfono asociado al dispositivo de monitorización disponga de conexión bluetooth y tenga instalada una aplicación determinada para el seguimiento del niño

El sistema, sobre el que sus autores han informado detalladamente en la revista internacional Information Fusion, se basa en un dispositivo portátil de reducido tamaño que se conecta a un teléfono inteligente mediante bluetooth, y que va recogiendo de manera precisa diversos parámetros, como la temperatura corporal o la frecuencia cardíaca, que indican en todo momento el estado de salud del niño. En el caso de que haya alguna alteración importante, el sistema alerta a los cuidadores del menor o a su equipo médico para que puedan actuar de manera urgente.

Un sistema no invasivo que mejora la atención del niño enfermo

Según explica a Webconsultas Sandra Sendra, profesora de la Universidad de Granada y una de las autoras del estudio, no se trata de un sistema asociado a un determinado fabricante, sino que basta con que el teléfono que se utilice disponga de conexión bluetooth y que tenga instalada la aplicación para el seguimiento, lo que le convierte en “un sistema mucho más económico”; repercutiendo sus beneficios en el conjunto del sistema sanitario, pero también en la economía de las familias con hijos a cargo aquejados de enfermedades crónicas.

También mejora la calidad de vida de los afectados, gracias a la obtención de datos más fiables, a una atención médica más rápida y eficaz, al menor número de episodios de hospitalizaciones requeridas y a una inferior duración del tiempo de las estancias hospitalarias. Además, “al ser un sistema pequeño, es considerado como no invasivo, lo que permite al niño o al paciente total libertad en la realización de sus tareas diarias”.

¿En qué fase se encuentra el sistema? “El sistema se encuentra en fase de prototipo y las pruebas realizadas han sido llevadas a cabo en laboratorio. De momento no se ha usado sobre personas afectadas, pues antes de dar este paso debemos realizar más pruebas y trabajar en la homologación de los dispositivos, aunque ya ha contactado gente interesada en el sistema”, responde la investigadora.

Reducir las muertes por enfermedades crónicas infantiles

Uno de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, marcado por la Asamblea General de la ONU, es lograr reducir en más de un 30% las muertes causadas por enfermedades consideradas crónicas por la Organización Mundial de la Salud como, por ejemplo, las respiratorias, las cardiovasculares, o la diabetes.

Mejorar la monitorización de los niños con alguna enfermedad de tipo crónico, como puede ser el asma, permitiría a sus cuidadores poder actuar de manera rápida en el caso de que se produjera una emergencia, contribuyendo no solo a mejorar su calidad de vida sino, en muchas ocasiones, a poder salvar la vida del paciente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD