PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El aceite de oliva virgen mejora la salud ósea

Incluir en las comidas aceite de oliva virgen, parte esencial de la dieta mediterránea, mejora la salud ósea en adultos con dolencias cardiovasculares, reduciendo en más de un 50% la probabilidad de sufrir una fractura por osteoporosis.
Aceite de oliva virgen en la ensalada

Al aceite de oliva virgen ya se le atribuían efectos beneficiosos sobre el metabolismo y la salud cardiovascular.

24 de Enero de 2017

La evidencia científica lleva años constatando los múltiples beneficios que tiene la dieta mediterránea para la salud en general, pero especialmente en lo que tiene que ver con la prevención de los eventos cardiovasculares. Sobre ello se inició en España el ensayo aleatorizado PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea), que forma parte de la RED Alimentación Saludable en la Prevención Primaria de enfermedades crónicas financiada por el Instituto de Salud Carlos III, cuyo objetivo es conocer los efectos sobre la salud de la dieta mediterránea.

Aunque el citado estudio se inició con el objeto de encontrar evidencias en la relación entre esta dieta y la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular, una reciente investigación que ha hecho pública la Universitat Rovira i Virgili (URV) en Clinical Nutrition, la revista científica oficial de la European Society for Clinical Nutrition and Metabolism, demuestra que la dieta mediterránea también tiene beneficios sobre la salud ósea.

El punto de partida de la investigación, encabezada por Mònica Bulló Bonet, profesora universitaria de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV), y Jordi Salas-Salvadó, catedrático de Nutrición y Bromatología, fue la premisa de que la incidencia de fracturas osteoporóticas era menor en los países de la cuenca mediterránea. Teniendo en cuenta que el aceite de oliva virgen es un componente clave de la dieta mediterránea, y de que ya se le atribuían reconocidos efectos beneficiosos sobre el metabolismo y la salud cardiovascular, los autores quisieron demostrar si su consumo habitual también podía disminuir el riesgo de fracturas osteoporóticas.

El consumo habitual de aceite de oliva virgen dentro de una dieta mediterránea no solo tiene beneficios para la salud cardiovascular, sino también para la salud de nuestros huesos

Tras analizar diversos datos clínicos –como patologías y medicación concomitantes, edad, genero y, sobre todo, un registro continuado de la alimentación a lo largo de todos los años que duró el estudio– de casi 900 personas de entre 55 y 80 años con un alto riesgo de dolencias cardiovasculares, el equipo de investigadores halló que aquellos que habían consumido mayores cantidades de aceite de oliva virgen reducían en más de un 50% las probabilidades de sufrir una fractura por osteoporosis.

“Lo que analizamos fueron las fracturas osteoporóticas, no la aparición de osteoporosis por sí misma (que requiere de otra metodología), pero si no hay osteoporosis no hay fractura osteoporótica, con lo cual podríamos decir que es condición sine qua non. Sí que en estudios previos de nuestro grupo observamos que el consumo de aceite de oliva se asociaba con una reducción de determinados marcadores bioquímicos de destrucción ósea o de mala calidad ósea, lo cual nos llevó a seguir trabajando en esta línea, para finalmente analizar la fractura como evento clínico”, señala Mònica Bulló.

El aceite de oliva ayuda a prevenir fracturas osteoporóticas

Para Bulló, este descubrimiento “es un paso más en la investigación clínica nutricional que evidencia el efecto saludable del aceite de oliva, un producto graso con un perfil nutricional muy característico, más allá de la enfermedad cardiovascular en donde se ha trabajado bastante”.

Así mismo, la investigadora nos recuerda que la osteoporosis afecta a “un elevado número de personas de mediana edad y ancianos, y la población está envejeciendo, con lo cual todo lo relacionado con la salud en esta población genera interés por los problemas que conlleva y su impacto económico”. En la actualidad no existe tratamiento para esta enfermedad más allá del farmacológico, por lo que, según la experta en nutrición, “tal vez en un futuro el aceite de oliva virgen extra pueda también considerarse para la prevención o tratamiento de una patología como la osteoporosis”. Eso sí, nos advierte que no debemos olvidar la importancia de unir a la alimentación “otros factores relacionados con el estilo de vida para una buena salud ósea y general”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD