Rusco, un remedio para combatir trastornos venosos
El rusco es una planta que ayuda a prevenir y combatir problemas de salud como la insuficiencia venosa, las varices o las hemorroides. Conoce sus propiedades, para qué está indicado, y fórmulas herbarias para tomarlo.

Cómo se toma el rusco o arrayán salvaje

Actualizado: 15 de marzo de 2021

Para que puedas aprovechar las saludables propiedades del Ruscus aculeatus L. a continuación te explicamos cómo puedes tomar el rusco, este remedio natural que constituye un tónico venoso que previene y mejora la insuficiencia venosa y protege los capilares. Te explicamos cuáles son las formas de presentación de esta planta que puedes encontrar en el herbolario, y te proponemos varias fórmulas herbarias con rusco que te ayudarán a combatir de forma natural desde las varices, a las hemorroides.

  • Planta seca troceada para infusión o decocción, para tomar por vía oral. Dos tazas al día.
  • Extracto fluido, hasta 60 gotas, en tres dosis, disueltas en agua o zumo de frutas.
  • Ampollas bebibles como protector capilar.
  • En tintura, en dosis de 4 ml, para tres tomas al día.
  • En jarabe, generalmente asociado a otras plantas.
  • En cápsulas, una o dos unidades, con las comidas.
  • Decocción para aplicar por vía externa en forma de lavados, baños de asiento y friegas, en caso de insuficiencia venosa, varices, hemorroides, hormigueos, pesadez de piernas, etcétera.
  • Pomadas que contienen rusco para el tratamiento de la insuficiencia venosa y sus distintos síntomas.
  • Supositorios de 100 mg de extracto seco, dos o tres al día, según la intensidad del dolor.
Cómo se toma el rusco para aliviar las varices

Remedios naturales con rusco

Disponemos de diferentes fórmulas de herbolario que tienen el rusco como su principal ingrediente y que pueden ayudarte a lidiar con los síntomas de las varices, las hemorroides o los edemas :

Fórmula herbaria con rusco para aliviar las varices

Esta combinación de rusco y otros ingredientes herbarios te ayudará a aliviar los molestos síntomas de las varices.

Ingredientes:

Rusco, conos de ciprés, capítulo florales de caléndula.

Preparación:

Necesitamos cuatro cucharadas de la mezcla a partes iguales por litro de agua. Lo hervimos tres minutos para que quede bien concentrado. Dejamos enfriar un cuarto de hora o veinte minutos.

Aplicación:

Se puede aplicar en forma de baño de asiento, durante unos 15-20 minutos, o bien como masaje, de abajo hacia arriba, sobre las piernas varicosas, para ayudar a aliviarlas.

Tisana diurética y depurativa con rusco para los edemas

Esta fórmula puede ser útil para favorecer la emisión de orina y combatir edemas y retención de líquidos.

Ingredientes:

Rusco, grama, serpol, barbas de maíz, fresno e hinojo.

Preparación:

Una cucharada sopera colmada de la mezcla a partes iguales por cada taza de agua. Hervir tres minutos, dejar reposar 10 minutos más, y colar.

Dosis:

Se deben tomar hasta tres tazas al día, mejor en ayunas, combinado con una ingesta de agua en abundancia.

Tisana venotónica con arrayán salvaje para varices y hemorroides

Es un remedio que puede ayudar a tratar problemas de insuficiencia venosa, porque actúa como un anticoagulante, estimulante circulatorio a nivel periférico. Combate el estancamiento venoso en varices, flebitis y hemorroides, así como la pesadez de piernas y pies.

Ingredientes:

Meliloto, rusco, vid roja, ginkgo e hinojo.

Preparación:

Dos cucharadas soperas de la mezcla a partes iguales por medio litro de agua. Hervimos dos minutos, dejamos que repose tapado 10 minutos más, colamos, y le añadimos miel de romero para mejorar el sabor, muy amargo, de la fórmula, a pesar del hinojo.

Dosis:

Se puede ir bebiendo durante el día, a pequeñas dosis, y se puede conservar en la nevera un día o dos, no más.

Tisana con rusco para las hemorroides y las varices

Esta opción favorece la circulación sanguínea periférica, impide el estancamiento venoso, combate la pesadez y la inflamación de los tobillos, y puede ser útil para tratar la celulitis. Se comporta como un excelente tónico venoso, con propiedades depurativas y antiinflamatorias.

Ingredientes:

Rusco, hamamelis, arándano, vid roja, anís estrellado.

Preparación:

Dos cucharadas soperas de la mezcla a partes iguales por medio litro de agua. Hervimos uno o dos minutos y dejamos cinco más en reposo. Colamos.

Dosis y aplicación:

Se puede beber durante el día. Esta misma infusión, sin el corrector de sabor –anís estrellado–, se puede aplicar en forma de baño de asiento, ampliando las cantidades.

El rusco en la cocina, y otros usos de esta planta

Esta planta medicinal tiene también aplicaciones en la cocina; así, los brotes jóvenes del rusco, que recuerdan a la esparraguera, se han consumido en verdura y en tortilla, en sustitución del propio espárrago de bosque.

Por otro lado, las ramitas de rusco se habían utilizado tradicionalmente como escobillas de cocina o para limpiar los hornos, y también como recurso casero para tratar de ahuyentar a los ratones de las despensas. Incluso por su apariencia y sus frutos color rojo brillante se usa en ocasiones como decoración navideña.

Creado: 12 de marzo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD