Cola de caballo
La cola de caballo no suele faltar en ningún herbolario por la variedad de remedios que ofrece para la salud, revelándose como un excelente diurético y remineralizante natural, aunque debe ser usado con precaución.

Cómo se toma la cola de caballo

Actualizado: 10 de septiembre de 2020

La cola de caballo se toma tanto fresca como una vez seca, y en los herbolarios la encontrarás en otras presentaciones, que acaso te resulten más cómodas. Estas son las más habituales, y su posología recomendada en función de problema que quieras abordar con su uso:

  • La planta fresca para decocción, de 30 a 50 g por litro de agua, a tomar 2-3 tazas al día.
  • La planta seca para infusión, de 10 a 20 g por litro, de nuevo 2-3 tazas diarias.
  • El jugo de la planta fresca, licuada, una cucharada al día, como tónico para la debilidad y la fatiga.
  • En cápsulas o comprimidos, de 4 a 6 al día, tras las comidas.
  • En extracto líquido, como diurético y hemostáticos, hasta 20 gotas en tres tomas diarias, con zumo de frutas o agua.
  • La decocción para aplicarla por vía externa en compresas, en friegas, lavados y baños parciales.
  • La decocción depurada para aplicarla en enjuague o gargarismos, en colutorios.
  • La decocción depurada para aplicarla en lavaojos o colirios.
  • La decocción para aplicarla en masaje y fricción del cuero cabelludo.
  • La cola de caballo se incluye en la formulación de diversos productos cosméticos, en jabones, champús, lociones y masajes.

Fórmulas herbarias con cola de caballo

Te proponemos, como ejemplo, algunas fórmulas herbarias que contienen cola de caballo y que puedes solicitar en tu herbolario de confianza, o si te atreves, elaborarlas tú mismo tras una recolección responsable y moderada en el campo:

Fórmula para la infección urinaria

Ingredientes:

Cola de caballo, hojas de gayuba, hojas de arándano, brecina y anís estrellado. 10 g de las dos primeras y 5 g del resto. Mezclas bien todas las plantas hasta formar una masa homogénea.

Preparación:

Necesitas dos cucharadas soperas de la mezcla por ½ l. de agua. Hierves 2 minutos y dejas reposar.

Dosis:

Lo tomas dos semanas sí, y dos semanas no, una taza al día.

Fórmula diurética y desintoxicante

Ingredientes:

Cola de caballo, pedúnculos de cereza, hojas de abedul, grama e hinojo. Tres cucharadas soperas de la mezcla a partes iguales por litro de agua.

Preparación:

Hierves dos minutos y dejas en reposo, tapado, 10 más.

Dosis:

Puedes beber la tisana durante el día.

Fórmula para las hemorroides

Ingredientes:

En cantidades de 20 g. cola de caballo, bolsa de pastor, meliloto, milenrama y hojas de gayuba.

Preparación:

Separas unos 50 g de la mezcla a partes iguales por cada litro de agua. Dejas al fuego unos 5 minutos, lo filtras y permites que se enfríe.

Dosis:

Preparas un baño de asiento, que puedes aplicarte dos veces al día, durante 15 días seguidos.

Fórmula vasoconstrictora y astringente para la hemorragia nasal

Es un remedio muy efectivo que puedes utilizar con tus hijo pequeños, propensos a padecer, por su gran actividad física, este tipo de contratiempos.

Ingredientes:

En cantidades de 20 g, cola de caballo, conos de ciprés, bolsa de pastor, alfalfa y bistorta.

Preparación:

Necesitas unos 5 g. de la mezcla por cada vaso. Hierves 4-5 minutos, dejas que repose 5 minutos más y filtras.

Dosis:

Empapas una torunda de algodón o una gasa y la aplicas taponando el orificio nasal sangrante, manteniendo la cabeza inclinada hacia atrás.

Fórmula para la dermatitis

Es un remedio depurativo, muy efectivo en caso de erupciones, úlceras, urticarias, dermatitis atópica.

Ingredientes:

Cola de caballo, bardana, hojas de almendro y pensamiento.

Preparación:

Cuatro cucharadas soperas de la mezcla a partes iguales por medio litro de agua. Hervir 3 minutos y colar.

Dosis:

Empapas unas compresas y aplicas sobre el área afectada. Luego completas el tratamiento con una crema hidratante a base de almendras dulces.

Usos de la cola de caballo en jardinería

Las colas de caballo, en diferentes especies, se usan como ornamento en jardines, para plantas junto a estanques y canales. Pero el uso más extendido en jardinería es para combatir plagas de insectos (sobre todo pulgones) y de hongos en tratamientos insecticidas y fungicidas caseros y ecológicos. Estos tratamientos, a base de espermidina y nicotina, se han demostrado eficaces contra la infestación por Mildu, Oidio, septoriosis, botritis y otras plagas. Déjate aconsejar por un jardinero de confianza.

Creado: 13 de julio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD