PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

El 30% de los niños con autismo también sufren crisis epilépticas

Un 30% de los niños diagnosticados con autismo también presenta episodios de epilepsia. Según los expertos ambos trastornos podrían estar relacionados, compartir causas, y desarrollarse de manera paralela.
Crisis epilépticas

El autismo y la epilepsia podrían compartir causas y aparecer de manera paralela.

31 de Octubre de 2017

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) son más frecuentes en los primeros años de vida y en la adolescencia y se ha descubierto que el 30% de los niños con esta alteración también presenta una epilepsia asociada. Estos datos podrían aumentar hasta el 40%, o incluso el 60%, cuando también existe una discapacidad intelectual o algún otro trastorno como la parálisis cerebral, según ha contado el doctor Juan José García Peñas, secretario de la Sociedad Española de Epilepsia (SEEP) en el IV Congreso de la Sociedad.

El doctor ha expuesto que los TEA y los episodios de epilepsia podrían estar relacionados, pues ambas alteraciones se producen en las conexiones neuronales. Además, parece que comparten causas tanto genéticas como metabólicas. Para demostrar que una patología no provoca la otra, sino que se desarrollan en paralelo, se ha estudiado como modelo el gen STXPP1, que interviene en las sinapsis neuronales.

La dieta cetogénica causa una recesión en las crisis epilépticas y mejora la atención, alerta y comunicación de los afectados

Existe mucha controversia sobre si las crisis de epilepsia influyen en el desarrollo de autismo, sin embargo, explica el Dr. García Peñas, la mayoría de los expertos afirma que esta comorbilidad está provocada por causas que se dan en ambas patologías. El tratamiento debe realizarse con una selección de fármacos con un amplio espectro, que sean útiles en diferentes tipos de crisis, y que no alteren la capacidad cognitiva; en conclusión, que no sean muy sedantes ni causen irritabilidad.

Una de las terapias alternativas existentes para estos pacientes es la dieta cetogénica, que consiste en establecer una cantidad de proteínas determinada, reducir la ingesta de hidratos de carbono, e incrementar la proporción de grasas, estas últimas ayudan a desarrollar cuerpos cetónicos, que causan una recesión en las crisis epilépticas y mejoran la atención, alerta y comunicación de los afectados.

Los niños con epilepsia también suelen presentar TDAH

En el mismo congreso, Antonio Gil-Nagel, vicepresidente de la SEEP, ha asegurado que el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) también es muy común en los niños con epilepsia pues, según explica, ambos trastornos se crean por una combinación de factores entre los que se encuentran las frecuencias de los episodios de crisis, la actividad epileptiforme, la medicación para la epilpesia, y la propia enfermedad como base.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD