PUBLICIDAD

La obesidad infantil, un problema de salud en España según Unicef

Unicef advierte que uno de cada tres niños españoles de entre ocho y 16 años padecen sobrepeso u obesidad, un problema de salud que también afecta a la mitad de la población adulta, según un estudio de la OCDE.
Escrito por: Eva Salabert

16/10/2019

Niño con problemas de obesidad

El informe 'Malnutrición, obesidad infantil y derechos de la infancia en España', que acaba de presentar Unicef, alerta de que un 35% de los niños y adolescentes españoles de entre ocho y 16 años de edad padecen sobrepeso (el 20,7%) u obesidad (el 14,2%), un grave problema de salud pública, que según Gabriel González-Bueno, especialista en política de infancia del Comité Español de Unicef y responsable del informe, se puede combatir con el Pacto de Estado por la Educación.

Entre las medidas que ayudarían a acabar con esta epidemia destacan una buena información nutricional y la mejora de los menús en los comedores escolares, junto a la práctica regular de ejercicio físico, afirma este experto, que añade que, sin embargo, el 63,6% de los niños y adolescentes en nuestro país no cumplen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de realizar un mínimo de una hora diaria de actividad física.

La epidemia de obesidad se debe tanto al sedentarismo, como a una excesiva ingesta de calorías, que en los últimos 50 años ha aumentado un 20

La prevención de la obesidad infantil comienza por enseñar buenos hábitos alimentarios a los niños en casa, y animarles a que realicen deporte, facilitándoles el acceso a instalaciones deportivas, pero González-Bueno señala que también es necesario establecer medidas en las que se impliquen tanto el sector publico (sanidad, educación…), como el privado, para impulsar la producción y distribución de alimentos más saludables.

Más de la mitad de la población adulta padece sobrepeso

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha elaborado también un estudio para analizar la carga de la obesidad ('The Heavy Burden of Obesity') en 52 países (incluyendo a sus estados miembros y a países de la UE y el G20), que ha concluido que la prevalencia de la obesidad se ha incrementado significativamente desde 2010, año en el que la padecía el 21% de la población de sus estados miembros, mientras que ahora afectaría a casi una de cada cuatro personas, y al 24% de la población en el caso de los países desarrollados.

Este estudio ha demostrado que la epidemia de obesidad se debe tanto al sedentarismo, como a una excesiva ingesta de calorías, que en los últimos 50 años ha aumentado un 20%, desde 2.700 calorías por persona y día, a algo más de 3.200 calorías por persona y día.

En España, y según datos de la última Encuesta Nacional de Salud (2017), el 17,54% de la población adulta padece obesidad (18,1% de los hombres, y 16,7% de las mujeres), mientras que la prevalencia del sobrepeso es del 37% (44,3% en hombres y 30% en mujeres), y este informe de la OCDE asegura que más de la mitad de la población adulta de nuestro país padece sobrepeso.

El 9,7% del gasto sanitario en España se consume en tratar los problemas de salud derivados del sobrepeso y la obesidad

El estudio de la OCDE señala que el 9,7% del gasto sanitario en España se consume en tratar los problemas de salud derivados del sobrepeso y la obesidad, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o el cáncer, entre otras patologías relacionadas con la obesidad. Así, y de acuerdo con los resultados de su análisis, el exceso de peso sería responsable del 70% del gasto en tratamientos para la diabetes, el 23% del de las terapias cardiovasculares, y el 9% de los tratamientos contra el cáncer.

La esperanza de vida de los españoles también se reduce un promedio de 2,6 años a consecuencia de la obesidad, que además tendría un gran impacto sobre la producción laboral, que disminuiría el equivalente a 479.000 trabajadores a tiempo completo. Para evitarlo, los expertos de la OCDE proponen, entre otras medidas, la prescripción médica de ejercicio físico, etiquetar los menús, y que se realicen programas de bienestar en los centros de trabajo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD