Un antiviral extraído de plantas es eficaz frente a la variante delta

Tapsigargina es un fármaco antiviral derivado de plantas que ha demostrado ser eficaz en el bloqueo del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, incluso en el caso de la variante delta, la más infecciosa de todas.
Escrito por: Natalia Castejón

22/11/2021

Antiviral vegetal eficaz frente a Delta

Continúa la lucha contra la pandemia de COVID-19, algo que se está complicando con la aparición de nuevas variantes como la delta. Ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) ha descubierto un fármaco antiviral a base de plantas eficaz contra el SARS-CoV-2, incluso frente a su variante más altamente infecciosa, la delta originaria de India.

La efectividad del antiviral natural, llamado tapsigargina o thapsigargin (TG), ha sido demostrada en un estudio publicado en la revista Virulence. Concretamente, se ha encontrado que tiene la capacidad de bloquear los virus como el SARS-CoV-2 original y los más nuevos, como es el caso de la variante delta, que es mucho más contagiosa.

Los investigadores ya habían comprobado en estudios previos que tapsigargina –que se extrae de la planta Thapsia garganica– en pequeñas cantidades desencadenaba una respuesta inmune innata antiviral de amplio espectro, que era altamente eficaz y que estaba dirigida a tres principales virus respiratorios de los humanos, incluido el que provoca el COVID-19.

Una sola dosis de thapsigargin antes de la infección bloqueó eficazmente todas las infecciones de una sola variante y cada coinfección en más del 95%

Con el trabajo actual, quisieron comprobar como este compuesto natural extraído de las plantas actuaba en las variantes emergentes del coronavirus, como la alfa, beta y delta, que parece ser que son capaces de multiplicarse en las células entre sí como infecciones de variante única y con dos variantes a la vez, llamado coinfección.

Todas las variantes del coronavirus son susceptibles al thapsigargin

Los resultados mostraron que de las tres, fue la variante delta la que habría tenido más capacidad de multiplicación en las células, y su nivel de propagación directa a las células vecinas fue más alta. Además, se observó que la tasa de amplificación a las 24 horas de la infección era más de cuatro veces mayor que la variante alfa, y hasta nueve veces más que la beta.

Todas las variantes del SARS-CoV-2 se mostraron altamente susceptibles al tratamiento con este fármaco antiviral natural, así encontraron que una sola dosis de tapsigargina antes de la infección bloqueó eficazmente todas las infecciones de una sola variante y cada coinfección en más del 95%. Asimismo, fue eficaz para inhibir cada variante durante la infección activa.

“Nuestro nuevo estudio nos ha brindado una mejor comprensión del dominio de la variante delta. Aunque hemos demostrado que esta variante es claramente la más infecciosa y promueve la producción de otras variantes en coinfecciones, nos complace haber demostrado que tapsigargina es igual de eficaz contra todas ellas. Juntos, estos resultados apuntan al potencial antiviral de los tapsigargina como profiláctico posterior a la exposición y como agente terapéutico activo”, ha explicado Kin Chow Chang, principal autor del estudio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD