PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Comer nueces incrementa las bacterias beneficiosas para el intestino

Una dieta rica en nueces propicia el desarrollo de una mayor cantidad y diversidad de bacterias probióticas beneficiosas para el intestino, ya que ayudan a prevenir la obesidad y las enfermedades inflamatorias intestinales.
Las nueces son beneficiosas para el intestino

Las nueces podrían hacer más diversas y abundantes las bacterias probióticas del intestino.

07 de Agosto de 2017

Las nueces son frutos secos ricos en ácidos grasos Omega 3, ácido alfa-linolénico, fibra, antioxidantes, proteínas y fitoquímicos, que se han asociado a un menor riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares, y que incluso podrían ralentizar el cáncer de colón. A esas propiedades se le ha sumado otro beneficio para el organismo y es que, según un estudio de la Universidad Estatal de Luisiana (Estados Unidos), una dieta rica en nueces ayuda a mantener una buena salud intestinal.

Según la investigación, las nueces podrían hacer que las bacterias probióticas que se encuentran en el aparato digestivo fueran más diversas y abundantes. Este aumento en la comunidad microbiana intestinal supone una mejor salud digestiva, mientras que si se tienen niveles bajos se puede llegar a padecer obesidad y enfermedad inflamatoria intestinal (EII), como ha explicado Lauri Byerley, una de las autoras del estudio.

Las nueces aumentaron la cantidad de Lactobacillus, Ruminococcaceae y Roseburia, unas bacterias beneficiosas para la salud intestinal

Para obtener estos resultados, que han sido publicados en la revista The Journal Nutritional Biochemistry, los investigadores analizaron los cambios en la microbiota intestinal de 20 ratas de laboratorio. A una parte de ellas se les estuvo alimentando con una dieta que contenía 57 gramos de nueces al día, mientras que a los animales del otro grupo no se les incluyó este fruto seco en su alimentación.

Al cabo de diez días los investigadores tomaron muestras intestinales del colon de cada una de las ratas, y se dieron cuenta de que aquellas que habían comido nueces tenían un mayor número de bacterias beneficiosas, como Lactobacillus, Ruminococcaceae y Roseburia. Por tanto, la Dra. Byerley asegura que este fruto seco es capaz de cambiar la población bacteriana del intestino, aunque se deben hacer más estudios al respecto para comprobar cómo actúa este alimento en el cuerpo humano.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''