Orégano, prodigioso agente antiséptico y digestivo
El orégano es una planta muy usada en la cocina, pero también es un remedio natural para combatir trastornos digestivos como gases, o infecciones respiratorias como bronquitis. Conoce todos sus beneficios para la salud.

Cómo se toma el orégano: fórmulas herbarias y otros usos

Actualizado: 30 de abril de 2020

Para aprovechar las saludables propiedades de este remedio natural puedes tomar orégano en diferentes presentaciones. Te proponemos además varias fórmulas herbarias en las que se combina con otras plantas para un mayor efecto sobre el problema a tratar, desde el alivio del dolor de muelas a problemas digestivos.

El orégano lo puedes adquirir a granel, o en preparados de marca en herbolarios, mercadillos, ferias de productos ecológicos y supermercados. Es además una planta bastante común, que se puede cosechar sin problemas durante el verano, en provisiones razonables. Los ramilletes floridos se deben dejar secar en un espacio sombreado y ventilado, colgados cabeza abajo, y una vez secos se trocean en pequeñas partes. Se pueden conservar un par de años, en una despensa bien ventilada y sin focos de humedad.

Tipos de orégano

Como remedio curativo, el orégano aparece bajo las siguientes presentaciones:

  • Planta seca para infusión, generalmente mezclada con otras hierbas. Tres tazas al día, después de las comidas.  
  • Extractos secos y fluido, en productos de herbolario.
  • En tintura alcohólica.
  • En cápsulas, de dos a tres diarias, como antibacteriano.
  • El aceite esencial por vía oral (mirar precauciones), dos a cuatro gotas en la infusión o con agua. Aceite esencial en frascos.
  • La infusión isotonizada (depurada) para aplicar en forma de enjuagues, colutorios o gargarismos en caso de llagas bucales, glositis, candidiasis oral y odontalgias.
  • La infusión simple o en combinación con otras plantas antiinflamatorias y antisépticas para sanar heridas, llagas, erupciones en la piel y urticarias.
  • El aceite esencial en uso tópico en forma de oleato, o bien incorporado en linimentos, pomadas o alcoholes como antibacteriano tópico.
  • El aceite esencial incorporado en un vaporizador o difusor como remedio para tratar la congestión pulmonar y para frenar la infección en las vías respiratorias.

Fórmulas herbarias con orégano

Te presentamos diversas fórmulas herbarias que incluyen orégano, y que puedes elaborar en casa o pedir que te preparen en tu herbolario de confianza para emplear como remedio natural contra diversos problemas de salud, como infecciones bucales o trastornos digestivos.

Infusión digestiva y carminativa con orégano

Esta fórmula herbaria que combina el orégano con otras plantas con propiedades terapéuticas, ayuda en el tratamiento de digestiones pesadas, gases y meteorismos.

Ingredientes:

Orégano, alcaravea, cilantro, hinojo y anís verde, a partes iguales.

Preparación:

Necesitas unos 5 g de la mezcla por cada vaso de agua. Depositas la hierba en la tetera y viertes sobre ella el agua bien caliente. Lo mantienes en infusión, tapado, unos 10 minutos, y cuelas. Le puedes añadir una cucharadita de miel de tomillo.

Dosis:

Hasta tres vasos al día, tras las comidas.

Enjuague con orégano para el dolor de muelas

Se trata de una fórmula con capacidad analgésica y antibacteriana que incluye orégano, y que sirve para el tratamiento de infecciones bucales y para rebajar el dolor de muelas. 

Ingredientes:

Orégano, amapola, salvia y clavo de olor.

Preparación:

Dos cucharadas de la mezcla de orégano, salvia y amapola a partes iguales, más dos clavos de olor. Hervimos cinco minutos, dejamos que se enfríe, y lo filtramos con la ayuda de un tamizo o  gasa.

Aplicación:

En enjuague completo de boca, hasta tres veces al día.

Tisana digestiva con orégano para la pesadez estomacal

Esta combinación que incluye orégano, también está destinada a combatir los gases y las flatulencias, además del mal aliento o halitosis.

Ingredientes:

Orégano, albahaca, poleo blanco, manzanilla.

Preparación:

15 g por planta. De la mezcla a partes iguales, se separan unos 5 g por taza de agua. Se depositan las hierbas en una tetera y se vierte sobre ellas el agua bien caliente. Se deja en reposo 10 minutos, y se cuela.

Dosis:

Dos tazas diarias, tras las comidas. No es preciso endulzar.

Otros usos del orégano: en la cocina, en cosmética o como insecticida

El orégano aporta un sabor muy característico a los platos a los que se incorpora. En la cocina se puede utilizar orégano fresco o seco. Se suele espolvorear sobre sopas diversas, ensaladas, platos de pasta, lasañas, pizzas, crepes o similares, guisos de carne o pescado, y un largo etcétera.

Tostada por orégano

En cosmética el extracto de orégano forma parte de pomadas, lociones y linimentos para potenciar la protección de la piel, en tratamientos para eliminar impurezas, o sobre dermatitis y micosis.

El aceite esencial de orégano se destina en aromaterapia para tratar las congestiones respiratorias, el acné juvenil y otras impurezas de la piel.

El orégano, en forma de decocción o macerado, se emplea igualmente como insecticida natural, para combatir algunas plagas del jardín, como cochinillas, escarabajos, orugas y hormigas, con una eficacia relativa.

Creado: 30 de abril de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD