PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Tempeh
El tempeh es un derivado de la soja muy rico en proteínas vegetales, calcio, grasas cardiosaludables e isoflavonas, que además de ser un aliado de la cocina vegetariana, resulta muy beneficioso para la salud.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Recetas con tempeh

La versatilidad del tempeh hace que se convierta en un producto comodín dentro de la cocina. Tan sólo hace falta un poco de imaginación para poder utilizar este alimento en nuestra dieta, ya que se adapta a cualquier receta que podamos imaginar. De hecho, se puede cortar, rallar, macerar, planchear, cocer, freír, hornear, añadir a guisos, sopas, sándwiches, etcétera. Y, como muestra, te ofrecemos tres ideas recomendadas por la dietista nutricionista Victoria Fagúndez para empezar a introducir el tempeh en tu menú:

  • Pizza de tempeh

    Pizza de tempeh

    Se corta el bloque de tempeh horizontalmente lo más fino posible, de manera que podamos obtener una base para la pizza, y se hornea durante 5-10 minutos. Por otro lado, en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen y una pizca de sal, se saltean hortalizas al gusto (tiras de pimientos de diferente variedad, láminas de champiñones, aros de cebolla…), y cuando estén al dente se retiran del fuego. Sobre el tempeh se dispone una capa de tomate triturado natural, y se colocan las hortalizas con una pizca de orégano y frutos secos al gusto. Se vuelve a meter en el horno otros 5-10 minutos, y se sirve caliente.

  • Albóndigas de tempeh

    Albóndigas de tempeh

    En primer lugar se ponen a pochar un par de dientes de ajo picados y media cebolla con un poco de aceite de oliva a fuego lento. Por otro lado se pone en remojo una cucharada de semillas de lino durante un ratito. Se echa el tempeh en un procesador de alimentos y se tritura junto a la cebolla y el ajo, la mezcla de semillas de lino y agua, una ramita de perejil, 70 g de harina de garbanzo, 60 g de pan rallado, dos cucharadas de tomate triturado natural, una pizca de orégano, ajo y cebolla en polvo. Al triturar todo se obtiene una masa con la que se hacen las bolitas para las albóndigas. Cocínalas en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen, y sírvelas con un poco de salsa elaborada con tomate triturado natural y albahaca.

  • Bocadillo integral de tempeh

    Bocadillo integral de tempeh

    Se corta el tempeh en tiras y se reserva en un bol. Por otro lado, se mezcla una cucharada de aceite de oliva virgen extra con dos cucharadas de vinagre, una cucharada de salsa de soja, el zumo de media naranja, orégano y pimentón, obteniendo una salsa. Se vierte dicha salsa en el bol con las tiras de tempeh y se deja marinar unas horas en la nevera. Una vez que el tempeh está marinado, se hace a la plancha hasta que se dore con muy poco aceite (el tempeh necesita muy poca cantidad de aceite para cocinarse). Con el tempeh, unas hojas de lechuga y rodajas de tomate, se monta un bocadillo de pan integral.

Actualizado: 16 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Leire Moneo

Periodista experta en alimentación
Leire Moneo

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD