Avance en medicina personalizada para combatir la leucemia infantil

Prueban fármacos contra la leucemia linfoblástica aguda (LLA) –el cáncer más frecuente en niños– en células en el laboratorio para comprobar su efectividad, lo que ayudará a crear terapias personalizadas y menos tóxicas.
Escrito por: Eva Salabert

24/09/2021

Avance frente a la leucemia infantil

Los tratamientos del cáncer suelen llevar asociados efectos secundarios que deterioran la salud y la calidad de vida de los pacientes, algo especialmente grave cuando los enfermos son niños, a los que les pueden quedar secuelas a largo plazo. Es lo que sucede con la leucemia linfoblástica aguda (LLA), la más frecuente en la población pediátrica, ya que constituye una cuarta parte de todos los casos de cáncer que se diagnostican en niños y adultos jóvenes. Las terapias que se administran a estos pacientes son agresivas y les pueden provocar problemas de salud, incluyendo deterioro físico y mental.

Además, el 15-20% de los pacientes sufren una recaída del cáncer a pesar del tratamiento. Por ello, desarrollar terapias personalizadas adaptadas a cada paciente y que permitan reducir los efectos secundarios que se producen a consecuencia del actual manejo de la enfermedad a través de un “tratamiento único” es una necesidad urgente que ha abordado un nuevo estudio dirigido por el Instituto de Bioingeniería de Cataluña, IBEC, y que se ha publicado en Frontiers in Cell and Developmental Biology.

Técnica que predice la respuesta al tratamiento de la leucemia

Los investigadores, liderados por el investigador sénior Joan Montero y el estudiante de doctorado Albert Manzano, del laboratorio de Nanobioingiería del IBEC, emplearon una novedosa metodología denominada 'dynamic BH3 profiling' que permite medir la capacidad de los medicamentos para inducir la apoptosis celular (la muerte de las células), con el objetivo de analizar nuevas alternativas terapéuticas que podrían mejorar el tratamiento de los pacientes con leucemia linfoblástica aguda precursora de células B (BCP-ALL), sobre todo en aquellos en los que el cáncer ha recidivado.

“Esta nueva técnica permite predecir con precisión la efectividad de tratamientos secuenciales para la leucemia linfoblástica aguda pediátrica”

Con esta técnica se pueden probar los fármacos contra el cáncer directamente en células humanas en el laboratorio y, de esta forma, es posible averiguar si los medicamentos eliminarán a las células –en este caso, leucémicas– con mayor rapidez. “Esta nueva técnica permite reducir significativamente el tiempo de análisis y predecir con precisión la efectividad de tratamientos secuenciales para la leucemia linfoblástica aguda pediátrica”, ha afirmado Joan Montero, el autor principal del estudio.

Los investigadores también estudiaron cómo las diversas variaciones genéticas de BCP-ALL respondieron a los fármacos antitumorales en combinación con BH3 mimetics, pequeñas moléculas que bloquean de forma específica las proteínas que impiden la muerte de las células cancerosas. Estas pruebas ayudarán a personalizar los tratamientos y a evaluar nuevas combinaciones de medicamentos para tratar la leucemia linfoblástica aguda pediátrica con mayor eficacia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD