PUBLICIDAD

Asocian no desayunar con un mayor riesgo de mortalidad cardiovascular

Las personas que se saltan el desayuno todos los días tienen más riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares y una mayor prevalencia de hipertensión y diabetes entre otras enfermedades.
Escrito por: Caridad Ruiz

25/04/2019

Hombre desayunando para evitar el riesgo de mortalidad cardiovascular

Si se desea cuidar el corazón y prevenir el ictus y otras enfermedades cardiovasculares, un buen hábito es desayunar de forma saludable todos los días. Un nuevo estudio, publicado en Journal of the American College of Cardiology, señala que las personas que se saltan la primera comida del día tienen más probabilidades de fallecer de forma prematura a consecuencia de una enfermedad cardiaca o un accidente cerebrovascular.

En la investigación, realizada en la Universidad de Iowa, en EE.UU., se utilizaron los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición estadounidense, recopilados entre 1988 y 1994. Se reclutó a 6.550 adultos de entre 40 y 75 años de edad, a quienes se les preguntaba con qué frecuencia solían desayunar: todos los días, un 59%; algunos días, un 25%; en muy pocas ocasiones, un 10,9%; o nunca, un 5,1%.

Además, se analizó la edad, el sexo, la raza, el nivel socioeconómico, la dieta, el estilo de vida y el índice de masa corporal, y se registraron las defunciones y los motivos de las muertes hasta 2011. Con todos estos datos, los científicos descubrieron que las personas que nunca desayunaban tenían un 87% más de probabilidades de morir por una enfermedad cardiovascular o un accidente cerebrovascular que aquellos que comían algo al levantarse. En total se registraron 2.318 muertes durante un periodo de seguimiento promedio de 18,8 años, de los que 619 fueron por enfermedades cardiovasculares.

El ayuno matutino, ligado a mayor riesgo de otras enfermedades

También observaron en los que no comían nada por la mañana tenían una mayor prevalencia de riesgo de obesidad, colesterol elevado, hipertensión, diabetes tipo 2, síndrome metabólico y enfermedades cardiacas.

Según Wei Bao, profesor asistente de epidemiología en la Universidad de Iowa y autor del estudio, las calorías que se toman por la mañana estimulan el metabolismo del organismo y proporcional la energía y los nutrientes necesarios para empezar el día. Y apunta que saltarse el desayuno se asoció con cambios en el apetito que pueden hacer que se coma en exceso más tarde a lo largo del día. Este ayuno matutino también conduce a cambios dañinos en los niveles de lípidos, como niveles más altos de colesterol total y colesterol de lipoproteínas de baja densidad, o colesterol malo, lo que se asocia a una mayor probabilidad de enfermedad cardiovascular.

Comer algo por la mañana estimula el metabolismo y puede ayudar a evitar los niveles altos de colesterol

Wei también señala que la mala costumbre de saltarse el desayuno es un indicador de otros hábitos de vida poco saludables, como sobrepeso, alcoholismo, tabaquismo, sedentarismo y, en general, una mala calidad de la dieta.

Este no es el primer estudio que analiza la importancia que tiene el desayuno en la salud. Un estudio español, publicado también en Journal of the American College of Cardiology, y que se llevó a cabo en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III, señalaba que desayunar menos del 5% de las calorías diarias recomendadas (unas 100 calorías por desayuno para una dieta de unas 2.000) duplicaba el riesgo de lesiones ateroscleróticas independientemente de otros factores de riesgo como el tabaco, el colesterol elevado o el sedentarismo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD