Regaliz, dulce remedio digestivo y respiratorio
El regaliz o paloduz no es solo una golosina, sino un remedio natural que protege la salud del aparato digestivo y respiratorio. Conoce sus propiedades e indicaciones, y fórmulas herbarias para aprovechar esta planta medicinal.

Cómo se toma el regaliz: fórmulas herbarias y usos en la cocina

Actualizado: 10 de septiembre de 2020

Comprar regaliz –que además de una golosina es un remedio natural para combatir problemas digestivos y respiratorios– no supone problema alguno, ya que puedes encontrarlo en comercios de alimentación, herbolarios, establecimientos dietéticos y farmacias, en sus muy diversas presentaciones.

Como planta medicinal podemos encontrar el regaliz en estas distintas formas, que posteriormente podrás emplear en la formulación de diversos remedios naturales tal y como te explicamos posteriormente:

  • Raíz y rizomas secos, generalmente troceados, para decocción, a tomar dos o tres vasos diarios, endulzado si se quiere con miel.  
  • Raíz pulverizada, en polvos, para tomar entre 2 y 5 gramos al día, en tres tomas.
  • Trozos de raíz macerada, unos 200 ml en tres dosis diarias.
  • Trozos de raíz de regaliz para lamer, adquiribles también en muchos herbolarios, y en otros establecimientos de alimentación y salud. 
  • En tintura, entre 50 y 80 gotas, con zumo o agua.
  • Extracto líquido y extracto hidroglicólico.
  • Extracto nebulizado en cápsulas, 1 gramo al día, que equivaldría a de tres a cinco unidades.
  • Para uso externo, el regaliz en infusión isotonizada para aplicar en colirios o baños oculares para el tratamiento de la conjuntivitis, la irritación ocular y la blefaritis (inflamación de los párpados).
  • Regaliz en decocción para friegas o masajes destinados a aliviar el dolor articular y neurálgico.
  • Regaliz en decocción para aplicar en forma de enjuagues, colutorios y compresas sobre llagas bucales, glositis, heridas, llagas, granos y eccemas.

*Atención: conviene saber que hoy día se comercializan dos tipos de regaliz: la estándar, que incluye plenamente su contenido natural en glicirrina y que está destinada a curas terapéuticas en caso de infecciones víricas como el herpes, hepatopatías, alergias y otros trastornos respiratorios; y una segunda versión, el regaliz de glicirricina, probablemente la más común en mercados de alimentación, en la que se ha reducido el contenido en glicirrina, para evitar riesgos, y que se destina a afecciones digestivas, como úlceras gástricas y acidez estomacal.

Regaliz en polvo

Fórmulas herbarias con regaliz

Con el regaliz o paloduz se preparan diversas fórmulas herbarias o infusiones de regaliz destinadas principalmente a prevenir o combatir problemas del aparato digestivo, como el ardor o las malas digestiones, y los síntomas de trastornos respiratorios como algunas alergias o bronquitis leves.

Infusión digestiva y antiácida con regaliz

Fórmula que combina plantas digestivas, antiespasmódicas, carminativas y antiácidas, que sirve para combatir la acidez estomacal, y la sensación de ardor y el malestar en la digestión.

Ingredientes:

Regaliz, té de monte o hisopillo Sideritis hyssopifolia, siderítide Sideritis hirsuta, condurango Marsdenia condurango, salvia, llantén mayor, mentrasto Mentha suaveolens.

Preparación:

20 g por planta. Las mezclamos a fondo y separamos unos 5 g de la mezcla por vaso de agua. Hervimos dos minutos, dejamos reposar 10 más, y colamos. No requiere ser endulzada.

Dosis:

Tres vasos al día, con las comidas principales.

Tisana para combatir los gases y vigorizante

Agradable fórmula carminativa y tónica con regaliz, de sabor adulzado y ligeramente picante, que ayuda a combatir los gases, la hinchazón abdominal y la ausencia de apetito. Se comporta como carminativa, digestiva, antiespasmódica, bacteriostática y diurética.

Ingredientes:

Regaliz, cardamomo (polvos), canela, menta, anís estrellado.

Preparación:

Golpeamos ligeramente el fruto de cardamomo para que salga la semilla. Mezclamos más o menos a partes iguales una cucharada sopera de las hierbas por taza de agua. Hervimos unos dos minutos, y dejamos en infusión 10 minutos más. Colamos.

Dosis:

Se toma una tacita caliente de esta infusión de regaliz después de cada comida.

Tisana con regaliz para aliviar la gastritis y el reflujo gastroesofágico

Esta fórmula herbaria con regaliz es ideal para combatir de forma natural estas alteraciones digestivas.

Ingredientes:

Regaliz, malva, rabo de gato y anís verde. Una cucharada de la mezcla a partes iguales, por taza de agua.

Preparación:

Hervir unos tres minutos, dejar que repose otros 10, y colar.

Dosis:

Un vaso tras las comidas.

Infusión con regaliz para las alergias con rinitis y la bronquitis

Los síntomas de algunos trastornos que afectan al aparato respiratorio, como ciertos tipos de alergia o la bronquitis, pueden mejorar con esta tisana que tiene al regaliz como su principal ingrediente.

Ingredientes:

Regaliz, perpetua, tomillo y ortiga. Dos cucharadas soperas de la mezcla por medio litro de agua.

Preparación:

Hervir tres minutos, dejar que repose, y colar.

Dosis:

Se puede beber a lo largo del día.

Regaliz en la cocina: cómo incorporarlo a tus platos

El regaliz es un edulcorante muy utilizado en repostería y panadería para la elaboración de panes, bizcochos, pasteles, tartas, mousses, helados, y bebidas y licores, como la cerveza irlandesa o la sambuca italiana, con un alto sabor anisado. La industria lo ha incorporado en muchos de sus productos, pero el regaliz da mucho juego en casa, como endulzante, especia o condimento.

Regaliz pelado

Así, por ejemplo, deshaciendo regaliz en polvo al baño maría se pueden elaborar exquisitos helados, de gustos distintos, como el helado de fresas y regaliz, el helado de chocolate, brandy y regaliz, y un largo etcétera.

Se preparan también cremas de chocolate con regaliz y trozos de fruta, bizcochos de queso con regaliz, o bien fresas con nata, regaliz y pétalos de rosa. Los polvos de regaliz se incorporan en salsas y condimentos destinados a guisos salados, y en brochetas. Y el añadido del regaliz a muchas tisanas contribuye a mejorar su sabor cuando son insípidas, o a neutralizar su amargor. También, por supuesto, hay quien disfruta de un sencillo palo de paloduz, para rememorar recuerdos de la infancia.

Creado: 27 de marzo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD