PUBLICIDAD

Método del plato
El método del plato permite incluir de una forma visual todos los ingredientes necesarios para realizar una comida completa, variada y saludable. Te damos algunas recetas y las claves para distribuir bien todos los grupos de alimentos.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Variedades del método del plato para adultos y niños

Niña comiendo según el método del plato

Los niños también pueden poner en práctica el método del plato.

No existe un único método del plato, aunque lo cierto es que la mayoría de ellos parten de la misma base. “En el año 2010 la USDA (United States Department Agriculture) presentó una nueva herramienta, abandonando el concepto clásico de pirámide nutricional y optando por la sencillez (denominada My plate). Una de las primeras adaptaciones y correcciones se hizo desde la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, cuyos investigadores utilizaron el mismo modelo, pero aplicando algunas matizaciones. Así fue como crearon el ‘Plato de la Alimentación Saludable’ (Healthy Eating Plate) en el año 2011”, explica Ana Zugasti, miembro del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

En esta línea, la propia SEEN, junto a la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), editaron en el año 2012 la versión mediterránea de esta iniciativa bajo el título de ‘El Plato Ideal’, incluyendo el aceite de oliva virgen como principal aderezo y dando cabida a los huevos entre las proteínas saludables.

Desde entonces, son varios los colectivos y organizaciones que han diseñado su propia versión de este método, aunque siempre bajo las mismas premisas. “La advertencia coincidente de la gran mayoría de especialistas en alimentación es que hay que comer de todo, tal y como predica la dieta mediterránea. Pero a la hora de explicar eso al paciente, las tradicionales pirámides alimentarias se han quedado obsoletas, pues resultan confusas para el usuario. De hecho, en Estados Unidos ya están en desuso porque no son prácticas. Ahora las pirámides se han sustituido por el método del plato, que hace posible contemplar de forma más visual y rápida lo que tenemos que comer, ya que se ve claramente que deben priorizarse las verduras, con raciones de proteína animal más pequeñas y con una cantidad ajustada de carbohidratos”, asegura Jesús Román, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), que acaba de poner en marcha la iniciativa denominada ‘Mi plato equilibrado.

Método del plato, también para niños

Pero el método del plato no es una herramienta exclusiva para los adultos. De hecho, existen opciones especialmente diseñadas para que los niños pongan en práctica este método de forma divertida y muy intuitiva, tal y como ocurre con Nutriplato, un proyecto de educación único en Europa que forma parte de un programa de intervención nutricional en el que participan más de mil niños de entre 4 y 12 años del Hospital San Joan de Deu de Barcelona. “Desde hace algo más de un año se está desarrollando un programa con menores con o sin patología nutricional o digestiva con el fin de evaluar la efectividad del método y comprobar si los pequeños mejoran los hábitos alimentarios y si ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil”, explica Laura González, responsable de Nutrición de Nestlé España.

Método del plato, también para niños

En concreto, se trata de un plato de tamaño real que muestra las proporciones de los grupos de alimentos que deberían estar presentes tanto en la comida como en la cena. “Su diseño es muy intuitivo y fácil de entender para los menores, ya que la mitad del plato es verde, con dibujos de verduras y hortalizas, y el otro 50% se reparte entre el color rojo de las proteínas (con dibujos de carnes, pescado, huevos y legumbre) y el amarillo de los hidratos (con dibujos de arroz, pan, pasta…).

Obviamente, las cantidades que deben componer una ración deben ser diferentes en función de la edad, pero las proporciones deben ser siempre las mismas. No importa si esa comida principal se representa en un único plato o se reparte en un primero y un segundo; lo que realmente importa es mantener las proporciones adecuadas”, matiza González.

Actualizado: 15 de Junio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD