PUBLICIDAD

Los e-cigarrillos y los e-líquidos aumentan el riesgo cardiovascular

Los e-cigarrillos y los e-líquidos que se emplean en ellos dañan las células del sistema vascular y aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Los más dañinos parecen ser los de aroma mentol y canela.
Escrito por: Caridad Ruiz

30/05/2019

Riesgo cardíacos al fumar con e-cigarrillos

Son muchas las personas que sustituyen el cigarrillo tradicional por el electrónico para proteger su salud, sin embargo, los e-cigarrillos también tienen riesgos asociados. Los líquidos aromatizantes, conocidos como e-líquidos, que llevan estos y la nicotina que contienen pueden aumentar las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular, según una investigación publicada en Journal of American College or Cardiology (JACC) .

El estudio, realizado por la Universidad de Stanford (EE.UU.) ha analizado el efecto de los líquidos que se emplean en los cigarrillos electrónicos en las células endoteliales, las que se encuentran en la membrana interna de los vasos sanguíneos y linfáticos y del corazón. Como las células endoteliales son difíciles de aislar en un paciente, los investigadores emplearon células que se generaron en el laboratorio a partir de células madre pluripotentes inducidas (iPS) y que pueden convertirse en diferentes tipos.

Una vez conseguidas, se realizó un cultivo en laboratorio con esas células exponiéndolas a líquidos aromatizantes de seis sabores diferentes (fruta, tabaco, tabaco dulce con caramelo y vainilla, caramelo dulce, canela y mentol) y con niveles de nicotina de 0,6 y 18 miligramos por mililitro de células endoteliales. Se comprobó que esas células en cultivo tenían niveles más altos de moléculas que provocan daño en el ADN y muerte celular. Además, tenían pocas posibilidades de sobrevivir, y su capacidad para formar estructuras similares a los vasos vasculares y de viajar para ayudar en la curación de lesiones era menor.

Los e-líquidos de canela y mentol fueron los más dañinos

Los investigadores observaron que el daño ocurría incluso cuando el e-líquido no contenía nicotina, y que su gravedad dependía de los sabores. En concreto, los de canela y mentol fueron los peores. Además, las células expuestas al sabor de canela y de caramelo y vainilla tenían una capacidad mayor para captar lipoproteínas y lípidos de baja densidad, procesos que se relacionan con la inflamación y la disfunción endotelial, y una menor facultad para curar heridas.

Los niveles de nicotina entre los fumadores de e-cigarrillos y los tradicionales después de vapear o fumar durante 10 minutos eran similares

También estudiaron los niveles de nicotina en sangre de los usuarios de estos cigarrillos electrónicos después de vapear con ellos durante 10 minutos, en comparación con los niveles en fumadores tradicionales. El resultado fue que las cantidades de nicotina en sangre eran parecidas en ambos grupos.

En España, en 2018 se presentó la Encuesta sobre el Uso de Drogas en Enseñanza Secundarias. Según sus datos, el 20,1% de los jóvenes entre 14 y 18 años habían probado alguna vez el e-cigarrillo, tres puntos más que en 2014. Para los investigadores de la Universidad de Stanford el éxito de estos productos entre la juventud se debe a la percepción que tienen de los mismos: piensan que son menos dañinos que los cigarros tradicionales. Pero para los investigadores fumar cigarrillos electrónicos puede ser engañoso. El fumador, al pensar que contiene menos nicotina, es más fácil que se exponga a niveles elevados en periodos de tiempo más cortos que con los cigarros tradicionales. Es cierto que algunos estudios señalan que contienen menos sustancias cancerígenas, pero su inocuidad en la salud cardiovascular está en duda.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD