PUBLICIDAD

Rhodiola rosea, la respuesta natural a la fatiga
La 'Rhodiola rosea' o rodiola es una planta con efectos estimulantes a la que se le atribuye la capacidad de combatir la fatiga y el estrés y aumentar la resistencia física y mental. Conoce sus propiedades y cómo tomarla.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Propiedades de la Rhodiola rosea y beneficios para la salud

  • La raíz de rodiola se nos presenta como una alternativa natural a los estimulantes de síntesis para combatir la fatiga y el estrés. Se le atribuyen propiedades adaptógenas, estimulantes, defatigantes, inmunoestimulantes, antidepresivas y antioxidantes.
  • Las indicaciones terapéuticas que detallamos a continuación se basan principalmente en los usos tradicionales de la planta que se han ensayado en los países nórdicos y en Asia septentrional, Mongolia incluida. Aunque no existen demasiados estudios científicos que avalen su eficacia, estos son los beneficios de la Rhodiola rosea para la salud y las indicaciones más destacadas que se le suponen:
  • La Rhodiola rosea se destina a mitigar la fatiga física y a favorecer la capacidad de resistencia, de ahí que algunos la rebauticen como ginseng nórdico. Se le atribuye la capacidad de elevar los niveles de ATP (trifosfato de adenosina) y de creatina, que son las fuentes de energía que precisamos para ejercer un esfuerzo físico y para rendir físicamente sin agotarnos, una función orgánica que se va debilitando con la edad y también a causa del agotamiento y del estrés.
    Energía en el deporte
  • Extractos de rodiola en polvo se han demostrado útiles para dotar de mayor energía a las moléculas que se precisan para el ejercicio físico, sobre todo para potenciar la recuperación de la función muscular, sometida a una presión excesiva a causa de la práctica deportiva o por una determinada actividad física exigente. Se considera por todo ello un aliado de la salud del deportista y del excursionista.
  • Se atribuye igualmente a esta planta una acción adaptógena y estimulante notable, como un recurso natural útil para enfrentarnos a las adversidades, para ayudar a adaptarnos a las situaciones cambiantes y para dominar las puntas de estrés. Se destina a combatir la fatiga física y mental. Existen estudios clínicos al respecto, aunque con resultados que no son concluyentes, como esta revisión de 11 trabajos realizado en 2012 por investigadores canadienses.
  • Extractos de rodiola, en dosis ponderadas, podrían potenciar la actividad de determinados neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y la noreprinefina en el cerebro, ayudando a quien lo toma a mejorar su capacidad de concentración y de análisis. Sería efectivo también para combatir la fatiga mental y la flaqueza y, en general, para aumentar el rendimiento intelectual. Es un remedio destinado básicamente a estudiantes, opositores, conferenciantes y académicos, que de momento no cuenta con aval científico.
    Pérdida cognitiva
  • La Rhodiola rosea es también un recurso válido para tratar la debilidad y la astenia, en tratamientos de largo alcance.
  • Extractos de rodiola se han ensayado como remedio natural para el alivio de los síntomas y los desórdenes orgánicos vinculados a la depresión, en depresiones no profundas y leves, destinado sobre todo a las personas que, por cuestiones culturales o por convicciones firmes, rechazan los tratamientos con medicación convencional. Es un recurso de la medicina tradicional china. Un equipo internacional de la Universidad de Pennsylvania, Filadelfia, publicó los resultados de un ensayo clínico al respecto en la US National Library Medicine en 2014.
  • Remedios con Rhodiola rosea se han indicado para combatir el insomnio y la ansiedad leve. Se le atribuye un cierto efecto reductor del cortisol o la hidrocortisona, una hormona segregada por la glándula suprarenal, vinculada con el estrés y la ansiedad, que altera el metabolismo celular y que puede llegar a inhibir drásticamente el sueño. Por lo que respecta al tratamiento de la ansiedad, con extracto de rodiola Rhodax, existen algunos estudios piloto, como el emprendido por Kerwin, Feusner y Bystritsky, de la Universidad de California.
  • En Rusia y en China se recetan tratamientos con extracto de rodiola, en general asociada a otras hierbas, como el eleuterococo o el ginseng coreano, para personas de edad avanzada, como alternativa natural para tratar de ralentizar la pérdida cognitiva y diferentes síntomas del envejecimiento. Existen diversos estudios al respecto, que implican a diferentes grupos por edades, como el emprendido por el equipo de Noreen E., Buckley J y Lewis S.
  • La rodiola, por su poder estimulante, se ha destinado igualmente a combatir determinados síntomas emocionales de la menopausia, como la tristeza, la ansiedad leve o los episodios depresivos, pero también otros de índole orgánica, como la jaqueca o la falta de apetito.
  • Se atribuye a esta planta una cierta acción inmoestimulante, antitumoral y antimutagénica. En Rusia y China, de nuevo, se ha ensayado para el tratamiento coadyuvante de algunos cánceres, como el de pecho y el de vejiga, pero no existen todavía resultados concluyentes al respecto. Estudios publicados en 2006 demostraban que extractos de rodiola inhibían la división de las células que desarrollan la leucemia y reducían de forma notable su supervivencia y que la administración de rodiola podía llegar a frenar el crecimiento y la metástasis del cáncer de pulmón. No obstante, se requieren mayores ensayos clínicos para confirmar su eficacia.
  • La medicina tradicional china incluye la rodiola en sus formulaciones para frenar los síntomas del envejecimiento, en asociación a otras plantas estimulantes, antioxidantes y adaptógenas.
  • Extractos de rodiola podrían ejercer una cierta acción antidiabética, al reducir los niveles de azúcar en sangre, pero se precisa de más ensayos clínicos que lo confirmen.

Actualizado: 28 de Junio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD