Romero, aromas saludables
Las propiedades medicinales del romero le convierten en una buena alternativa para tratar dolencias respiratorias, digestivas y hepáticas, pero también es muy apreciado como condimento y en la aromaterapia.

Propiedades del romero

Plantas de romero
El romero es una planta con infinidad de propiedades medicinales.

Actualizado: 10 de marzo de 2021

El romero es una planta muy versátil, rica en principios activos y que posee numerosas propiedades medicinales, entre otras se le atribuyen efectos terapéuticos diferenciados, como colagogo, colerético (favorece la síntesis de bilis), diurético, protector hepático, antiinflamatorio, digestivo, estomacal, carminativo, antiespasmódico, antirreumático, antimigrañoso, expectorante, tónico, ligeramente estimulante, antioxidante, aromatizante, etcétera.

La doctora Carmen Martínez asegura, respecto al romero, que “favorece la recuperación de las enfermedades respiratorias y digestivas, teniendo propiedades antioxidantes muy beneficiosas además de ser utilizado en la preparación de comidas”.

Propiedades del romero

Uso interno del romero

Por lo que respecta a su uso interno, el romero puede aplicarse en los siguientes casos:

  • Combinado con otras plantas balsámicas (expectorantes) y antisépticas, se emplea en remedios de herbolario para ayudar en el tratamiento y recuperación de enfermedades respiratorias y alergias de primavera.
  • Se destina a combatir las alteraciones de tipo hepático, como inflamación de la vesícula y como apoyo en inflamaciones del hígado o hepatitis.
  • Por sus propiedades carminativas favorece la disminución de los gases en el tubo digestivo y alivia la pesadez estomacal y los meteorismos, sobre todo tomado en infusión.
  • Es una planta aperitiva y antiespasmódica, que ayuda a recobrar el apetito y a aliviar los espasmos gastrointestinales, así como un apoyo natural en caso de gastritis
  • Es también un remedio tradicional para eliminar el mal sabor de boca y el mal aliento o halitosis
  • Alivia la jaqueca asociada a una alteración hepática.
  • Es una planta tónica, que posee un alto contenido de hierro y por este motivo puede ayudar a superar su falta en ciertos casos de anemia leves, estados de fatiga y debilidad, empleada en general asociada a otras plantas de efectos afines.
  • Es una planta rica en antioxidantes y, por tanto, ayuda a neutralizar los radicales libres, por lo que resulta muy útil en tratamientos rejuvenecedores, así como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades como el alzhéimer, el SIDA o el cáncer (colon, leucemia y cáncer de mama).
  • El aceite esencial de romero se ha ensayado, en estudios clínicos, como posible agente antioxidante y protector hepático y renal, así como para el tratamiento de hiperlipidemias y diabetes
  • Antiguamente se le atribuían propiedades para fortalecer la mente y mejorar la agilidad mental, así como para aliviar las jaquecas y los periodos de astenia. Una investigación publicada en Avances Terapéuticos en Psicofarmacología, confirma que el aroma de romero puede mejorar la concentración, el rendimiento, la velocidad y la precisión de una persona y, en menor medida, su estado de ánimo.
Aceite de romero
El aceite de romero se utiliza como uso externo para mitigar los dolores y calambres musculares. 

Uso externo del romero

En lo que a su uso externo se refiere encontramos diversas aplicaciones del romero:

  • Es adecuado para mitigar los dolores musculares y los calambres producidos por el esfuerzo físico, así como para desinflamar o relajar los pies, por lo que su uso es bastante frecuente entre los deportistas. Basta con realizar baños de romero durante 15 o 20 minutos o con aplicar sobre la zona en cuestión aceite de romero para notar sus efectos beneficiosos.
  • El romero, macerado en alcohol y combinado con otras hierbas como alcanfor, cantueso o hipérico, se aplica en forma de friegas o masaje sobre zonas afectadas por dolores articulares, y sobre contracturas, esguinces, desgarros, distensiones, el dolor muscular tardío (agujetas), estiramientos y otras lesiones laborales o deportivas. Se trata de nuevo de un remedio tradicional, que se sigue recomendando como apoyo natural. 
  • Los baños locales con infusión de romero ayuda a fortalecer las uñas frágiles y quebradizas, evitando que se rompan o se formen estrías.
  • Los baños con romero favorecen la circulación sanguínea y pueden ayudar a disminuir el adormecimiento de pies, piernas y manos. Están indicados en caso de insuficiencia venosa.
  • La decocción de romero se aplica también para acelerar la cicatrización de heridas, en tratamientos naturales para combatir la dermatitis seborreica y la caspa
  • Se incorpora en numerosos productos dermatológicos, como cremas, pomadas, lociones y en champús para cabellos grasos o para prevenir la alopecia. Realizar masajes sobre el cuero cabelludo con aceite de romero, enriquecido con aceite de almendra, ayuda de manera notable a mejorar la circulación de la zona, a fortalecer las raíces y a prevenir la pérdida de cabello.
Aceite de romero

Precauciones frente al romero

En cualquier caso, es muy importante tener en cuenta que un uso excesivo y continuado del aceite esencial de romero puede causar toxicidad, generando desde vómitos a edema pulmonar.

No conviene excederse en su uso, ya que al tener propiedades estimulantes puede provocar episodios de ansiedad e insomnio.

Hay que tener en cuenta que el romero podría provocar interacciones al ser tomado junto con algunos medicamentos, como anticoagulantes (warfarina, aspirina), diuréticos (hidrocolorotiazida y furosemida), litio, o inhibidores de la ECA para la presión arterial. 

Creado: 7 de febrero de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD