Iluminación OLED antes de dormir, mejor para la salud que la luz azul

La exposición prolongada a la luz azul durante la noche tiene consecuencias negativas para la salud. Investigadores japoneses confirman que la exposición a la luz OLED, con menos azul, antes de dormir es mejor para el metabolismo energético.

11/07/2021

Exposición a luz antes de dormir

El estilo de vida actual occidental está dominado por los dispositivos electrónicos, y el trabajo o el ocio nocturno no escapan a ello, ya que estamos muy acostumbrados a aprovechar nuestras horas libres antes de dormir para leer, jugar o ver series o películas en televisiones, tabletas o teléfonos móviles. Pero la exposición prolongada a la luz durante las horas de oscuridad también ha traído consecuencias negativas para la salud humana, desde alteraciones en la regulación del sueño / vigilia, el ritmo circadiano, la termorregulación, o el patrón de secreción de hormonas como la melatonina y el cortisol.

En estos dispositivos, y en nuestros hogares en general, cada vez es más común el uso de diodos emisores de luz (LED), las luces más ampliamente adoptadas por sus ventajas de fácil uso, bajo consumo de energía, larga vida útil y encendido instantáneo a bajas temperaturas, pero su espectro de emisión es rico en la longitud de onda corta de la luz azul a 460 nm. Un estudio anterior demostró que la exposición a luz azul monocromática (469 nm) entre las 2:00 y las 3:30 provocó un aumento en la supresión de melatonina plasmática en comparación con la luz blanca fluorescente. Además, los dispositivos electrónicos emisores de luz 4 h antes de dormir promueven el estado de alerta al disminuir la actividad delta / theta, suprimir la melatonina y aumentar la latencia del sueño. Por todo ello, en los últimos tiempos está tomando forma el uso de fuentes de luz alternativas para mitigar los efectos fisiológicos negativos de los LED. Una de los que más popularidad ha ganado son los diodos emisores de luz orgánicos (OLED), sobre todo para su uso en pantallas y dispositivos por su naturaleza flexible y sin deslumbramiento, así como por su capacidad para lograr una temperatura de color más baja (1773K), pero lo más importante por su espectro espectral, dado que su contenido de luz blanca policromática contiene menos luz azul.

Los diodos emisores de luz orgánicos (OLED), flexibles y sin deslumbramiento, tienen un contenido de luz blanca policromática que contiene menos luz azul

No obstante, hasta ahora se sabía poco acerca de sus efectos sobre el metabolismo energético durante el sueño posterior. Precisamente, investigadores de la Universidad de Tsukuba en colaboración con científicos de la Universidad de Yamagata, han demostrado que los OLED son un nuevo tipo de luz con consecuencias reducidas para los cambios fisiológicos durante el sueño.

En su estudio, publicado en Scientific Reports, investigadores de la Universidad de Tsukuba compararon los efectos de los diodos emisores de luz (LED) con diodos emisores de luz orgánicos (OLED) en los procesos físicos que ocurren durante el sueño.

Comparación de los efectos de la luz LED y OLED en el metabolismo energético

“El metabolismo energético es un proceso fisiológico importante que se ve alterado por la exposición a la luz”, apunta el autor principal del estudio, el profesor Kumpei Tokuyama. “Presumimos que, en comparación con los LED, la exposición a OLED tendría un efecto reducido en la arquitectura del sueño y el metabolismo energético, similar al de la luz tenue”. Para probar esta hipótesis, los investigadores expusieron a 10 participantes masculinos a LED, OLED o luz tenue durante 4 horas antes de dormir en una cámara metabólica. Luego, los investigadores midieron el gasto de energía, la temperatura corporal central, la oxidación de grasas y la 6-sulfatoximelatonina, que es una medida de los niveles de melatonina, durante el sueño. Los participantes no habían viajado recientemente ni participado en trabajos por turnos.

“Los resultados confirmaron parte de nuestra hipótesis”, explica el profesor Tokuyama. “Aunque no se observó ningún efecto sobre la arquitectura del sueño, el gasto de energía y la temperatura corporal central durante el sueño disminuyeron significativamente después de la exposición a OLED. Además, la oxidación de grasas durante el sueño fue significativamente menor después de la exposición a LED en comparación con OLED”.

“Nuestros hallazgos sugieren que tipos específicos de exposición a la luz pueden influir en el aumento de peso, junto con otros cambios fisiológicos”

Además, la oxidación de las grasas durante el sueño se correlacionó positivamente con los niveles de 6-sulfatoximelatonina después de la exposición a OLED, lo que sugiere que el efecto de la actividad de la melatonina sobre el metabolismo energético varía según el tipo de exposición a la luz.

“Por lo tanto, la exposición a la luz durante la noche está relacionada con la oxidación de las grasas y la temperatura corporal durante el sueño. Nuestros hallazgos sugieren que tipos específicos de exposición a la luz pueden influir en el aumento de peso, junto con otros cambios fisiológicos”, dice el profesor Tokuyama.

Muchas ocupaciones y actividades implican la exposición a la luz artificial antes de dormir. La nueva información sobre los efectos de diferentes tipos de luz en los procesos físicos puede facilitar la selección de fuentes de luz alternativas para mitigar las consecuencias negativas de la exposición a la luz durante la noche. Además, estos hallazgos avanzan nuestro conocimiento sobre el papel de la luz en el metabolismo energético durante el sueño.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD