PUBLICIDAD

Un extracto del ginseng podría ayudar a combatir la obesidad

El ginseng, una planta milenaria china, podría ser un buen aliado en la lucha contra la obesidad, pues puede modificar la microbiota intestinal para activar el tejido adiposo marrón, relacionado con la quema de energía.
Escrito por: Natalia Castejón

26/11/2019

Extracto de ginseng para combatir la obesidad

Los expertos en nutrición recomiendan llevar una dieta variada y hacer ejercicio físico de manera habitual para prevenir la obesidad, un problema de salud en auge en la actualidad, y ahora un equipo de investigadores de la Chinese Academy of Sciences (China) ha descubierto que un extracto del ginseng, una planta empleada en la medicina tradicional china, podría ayudar a evitar la acumulación de grasa en el organismo.

El estudio, que ha sido publicado en la revista GUT, perteneciente a BMJ Journal, ha analizado la microbiota intestinal de un grupo de ratones de laboratorio tras añadirles extractos de ginseng en la comida, y la de otro grupo de roedores a los que no se les administró este producto, para poder así comparar ambas floras intestinales y la acumulación de grasa que experimentaban.

El ginseng podría funcionar como un probiótico contra la obesidad

Los resultados mostraron que el extracto de ginseng podía inducir al Enterococcus faecalis, una bacteria que habita en el tracto gastrointestinal de humanos y animales, y que a su vez es capaz de producir ácidos grasos de cadena larga (ácido miristoleico), que se han relacionado en otras investigaciones con la prevención de la obesidad y el sobrepeso.

El ginseng promueve la aparición de E. faecalis, una bacteria que activa la grasa marrón del cuerpo, relacionada con la quema de energía

Lin-Hu Quan y el resto de los investigadores encontraron que la E. faecalis y el ácido miristoleico provocaban una quema de energía derivada de la activación del tejido adiposo marrón –una grasa que está en cantidades mínimas y que se suele activar cuando tenemos frío para mantener el cuerpo a la temperatura óptima– y la formación de grasa beige.

Jin Wanzhu, otro de los autores del trabajo, ha expuesto que a partir de este descubrimiento se podría considerar al extracto de ginseng como un probiótico contra la obesidad y como un nuevo enfoque terapéutico para frenar este trastorno metabólico y prevenir el desarrollo de todas las enfermedades relacionadas con el exceso de peso.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD