PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Los españoles y los latinoamericanos nos hidratamos mal

Según la revista Nutrients, América Latina y España suspenden en hidratación: los hombres españoles beben 1,7 litros de agua diaria y las mujeres 1,6, muy lejos de las recomendaciones de la EFSA, fijadas en 2,5 y 2 litros respectivamente.
pareja bebiendo agua

Los expertos recomiendan que el 70% de la ingesta de líquidos diaria provenga de bebidas.

29 de Mayo de 2017

Según las recomendaciones establecidas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el consumo recomendado de agua al día debe alcanzar al menos los 2,5 litros en el caso de los hombres y los 2 litros en lo que respecta a las mujeres. Sin embargo, según datos de un estudio publicado en la revista 'Nutrients' en el que han participado ciudadanos de España, Francia e Italia, suspendemos en hidratación, ya que solo las mujeres francesas estarían dentro de los márgenes establecidos por la EFSA al consumir 2,1 litros diarios.

En España, concretamente, el consumo medio de agua actual está fijado en 1,7 litros en hombres y en 1,6 en mujeres, según los datos aportados por el estudio ANIBES, en el que participaron casi 1.900 personas. Los datos son muy similares a los que presenta Italia (basado en una muestra de más de 3.300 ciudadanos), mientras que los hombres franceses también serían los que más se acercarían a las recomendaciones de la EFSA, al consumir cada día 2,3 litros de media (según una muestra de casi 95.000 personas).

El agua es el líquido más consumido en todos los países, aunque luego cada uno tiene sus particularidades. Así, por ejemplo, en España el segundo líquido más consumido para hidratarse es la leche de vaca, mientras que en Italia prefieren los zumos de frutas o verduras y en Francia bebidas como las infusiones o el café. Preocupa que la cantidad de energía que los españoles obtienen de las bebidas se sitúe en el 12%, ya que bordea la recomendación máxima que establecen los expertos.

El consumo recomendado de agua al día debe alcanzar al menos los 2,5 litros en el caso de los hombres y los 2 litros en lo que respecta a las mujeres

Para los investigadores que han participado en el estudio, las cifras españolas muestran la importancia de llevar a cabo políticas de salud y nutrición que incentiven el consumo de agua. No en vano, en ese sentido, la última revisión de la pirámide alimentaria española ya situaba el consumo de agua en la base de la misma.

También, según los investigadores y en esta misma línea, cabe recordar la importancia de consumir frutas y verduras como vía de hidratación, ya que están casi totalmente compuestas de agua. Al respecto, cabe recordar que la EFSA recomienda que el 70% de la ingesta de líquidos diaria provenga de bebidas, principalmente agua, mientras que el otro 30% debe proceder de alimentos sólidos. En este aspecto, los españoles casi alcanzan los porcentajes marcados por la autoridad europea, ya que se quedan en un 68% de líquidos y 32% de sólidos.

La hidratación en el caso de Latinoamérica

Durante la presentación del estudio, celebrada en la Real Academia Nacional de Medicina, también se ha hecho referencia a Latinoamérica, un continente en el que según los expertos la inclusión de las bebidas en sus pirámides alimentarias y sus guías de alimentación es aún precaria. Esto provoca que en determinados países, como Argentina o México, en el consumo de líquidos tengan una gran carga las bebidas calientes que contienen azúcares añadidos.

Estas bebidas, según la pirámide española, deberían tener una presencia más limitada, muy por debajo de la que representaría el agua mineral o de grifo. Sin embargo, los investigadores recuerdan que en Latinoamérica aún existen muchas zonas que no tienen acceso a agua potable de consumo seguro, lo que dificulta el consumo de agua por parte, según las estimaciones, de un 20% de la población.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD