PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Tomar té caliente a diario reduce el riesgo de sufrir glaucoma

Beber cada día al menos una taza de té caliente podría ayudar a reducir de manera considerable el riesgo de glaucoma. Esta asociación no se ha encontrado en el caso del té helado, té descafeinado u otras bebidas.

21/12/2017

Tomar té caliente a diario reduce el riesgo de sufrir glaucoma

Los que bebían té caliente cada día tuvieron hasta un 74% menos de riesgo de desarrollar glaucoma.

El caliente podría ser un buen aliado para prevenir el glaucoma, un problema que daña el nervio óptico debido a la acumulación de presión en el ojo. La revista British Journal of Ophthalmology recoge un estudio llevado a cabo por la Universidad de California, en Estados Unidos, que afirma que tomar esta bebida cada día puede ayudar a reducir hasta un 74% el riesgo de desarrollar la enfermedad.

El glaucoma es uno de los principales causantes de ceguera en el mundo y afecta a unos 57,5 millones de personas en el mundo, con una tendencia ascendente. Por este motivo, los investigadores analizaron los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES) entre 2005 y 2006 que recoge los datos de salud de una muestra representativa de Estados Unidos para poder conocer más acerca de esta afección.

El té con cafeína tiene propiedades antioxidantes y compuestos neuroprotectores y antiinflamatorios

Otras bebidas similares no ayudan a prevenir el glaucoma

De todos los análisis se encontró que 1.678 participantes se realizaron pruebas oculares, de los cuales 84 desarrollaron el glaucoma. A ellos se les entrevistó y se les hicieron preguntas sobre el consumo de bebidas en el último año. Y se observó que los que bebían té caliente cada día tuvieron hasta un 74% menos de riesgo de desarrollar glaucoma en comparación con los que no tenían este hábito.

Esta asociación beneficiosa no se encontró en otras bebidas, como el té descafeinado, el café, el té helado o los refrescos. Según cuentan los investigadores, el té tiene antioxidantes y compuestos antiinflamatorios y neuroprotectores que también reducen el riesgo de otras enfermedades como las relacionadas con el corazón, la diabetes e incluso el cáncer.

Los autores alertan de que esta investigación es observacional, por lo que no se pueden obtener conclusiones sobre la causa-efecto de los beneficios, además de no contar con datos muy importantes, como la cantidad de té que tomaron, la variedad o la forma de prepararlo. Por ello, afirman que hacen falta más estudios al respecto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD