PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Beber cerveza favorece la capacidad antioxidante

Un estudio revela que el consumo moderado de cerveza podría incrementar la capacidad antioxidante del organismo y disminuir los niveles de insulina en la sangre, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Persona bebiendo cerveza

El lúpulo y la malta confieren a la cerveza propiedades antioxidantes

03 de Septiembre de 2014

El consumo moderado de cerveza podría incrementar la capacidad antioxidante del organismo y disminuir los niveles de insulina en la sangre, según ha revelado un estudio realizado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que han observado que los polifenoles y aceites esenciales del lúpulo –uno de los componentes de la cerveza– reducen la degradación oxidativa de las células.

Los autores del trabajo analizaron cómo influye la ingesta moderada de cerveza y la práctica de ejercicio físico sobre el estado nutricional y la salud de 120 personas sanas de entre 18 y 50 años de edad, a los que dividieron en cuatro grupos distinguiendo si se trataba de individuos activos o sedentarios, y si eran consumidores habituales o no habituales de cerveza.

Observaron así que los individuos con un consumo moderado y habitual de cerveza tenían niveles de vitamina D (que regula los niveles de calcio y fósforo en sangre) superiores, mientras que los de proteína C reactiva (un indicador de oxidación relacionado con un incremento del riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares y otras patologías) eran inferiores.

Los individuos que consumían cerveza de forma moderada y habitual tenían niveles de vitamina D superiores, mientras que los de proteína C reactiva (asociada a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular) eran inferiores

Los expertos atribuyen la mayor protección antioxidante presente en los consumidores habituales de cerveza al efecto antioxidante que producen el lúpulo y la malta que se emplean para elaborar esta bebida, debido a que contienen sustancias como los polifenoles, los flavonoides o los ácidos fenólicos que pueden disminuir la oxidación celular del organismo.

En cuanto a las menores concentraciones de insulina en sangre que también se detectaron en estas personas, Rosa Ortega, directora de la investigación y catedrática del Departamento de Nutricion de la Facultad de Farmacia de la UCM ha explicado que esto podría ser debido a las isohumulonas del lúpulo.

Además, los participantes en el estudio que ingerían cerveza habitualmente de forma moderada tenían un índice de masa corporal (IMC) menor y menor circunferencia de cintura, y tampoco se observaron diferencias significativas en el porcentaje de grasa corporal asociado al consumo moderado de cerveza. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD