PUBLICIDAD

Dieta Atlántica
Heredera de la cultura de la región bañada por el océano que le da su nombre, la dieta atlántica te aporta sus múltiples propiedades beneficiosas para la salud, sin renunciar al placer de disfrutar de la buena comida.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Principales nutrientes de la dieta atlántica

Fabes con almejas

Fabes con almejas, un plato típico de la cocina asturiana.

Entre los principales nutrientes de la dieta atlántica destacan los pescados y mariscos aportan proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos omega-3, los famosos y beneficiosos EPA y DHA, además de vitamina D y calcio, especialmente en el pescado pequeño consumido con espinas o enlatado.

  • Los cereales, preferentemente integrales, patatas y legumbres contienen hidratos de carbono complejos y fibra alimentaria. Además, aportan proteínas de origen vegetal prácticamente libres de grasas.
  • Las frutas y hortalizas son ricas en elementos antioxidantes: vitaminas y minerales. Además, aportan fibra alimentaria.
  • El grupo de leche y derivados lácteos contienen proteínas de alto valor biológico, minerales, especialmente calcio y fósforo, y vitaminas. Asimismo, las leches fermentadas como el yogur o el queso, aportan microorganismos capaces de mejorar el equilibrio de la flora  intestinal.
  • Las carnes contienen también proteína de alto valor biológico, hierro altamente utilizable, y más minerales y vitaminas.
  • El aceite de oliva contiene grasas insaturadas, principalmente ácido oleico, monoinsaturado, además de vitaminas liposolubles y antioxidantes.

Por lo tanto, después del repaso anterior, se puede concluir que el contenido nutricional de la dieta atlántico es variado, completo, y saludable.

Actualizado: 14 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD