PUBLICIDAD

Crean una vacuna eficaz contra dos tipos de Klebsiella hipervirulenta

Una nueva vacuna contra dos cepas especialmente virulentas de 'Klebsiella pneumoniae' –una bacteria multirresistente que puede ser letal– demuestra su eficacia para prevenir esta infección en un estudio con ratones.
Escrito por: Natalia Castejón

29/08/2019

Ilustración 3D de los pulmones

La Klebsiella pneumoniae es una bacteria multirresistente potencialmente mortal que provoca daños al aparato respiratorio, hígado y torrente sanguíneo, entre otros, lo que la convierte en un problema sanitario a nivel mundial. Estos riesgos se podrían reducir gracias a una vacuna desarrollada por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington (EE.UU.) y la startup biotecnológica VaxNewMo, que se ha probado con éxito en ratones, en los que ha logrado prevenir la infección por dos cepas hipervirulentas de la bacteria.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), ha demostrado el efecto protector de esta vacuna analizando a grupos de 20 ratones a los que se les administraron tres dosis del fármaco, o placebo, cada dos semanas. Después se les expuso a 50 bacterias del tipo K1 o K2, una cantidad suficiente para causar la muerte de los animales.

La nueva vacuna evitó la muerte de todos los ratones expuestos a la ‘Klebsiella’ K2, y salvó al 80% de los expuestos a la cepa K1

Los resultados mostraron que el 80% de los ratones que habían recibido placebo y habían sido expuestos a las bacterias de tipo K1 murieron, una cifra que se redujo al 30% en los que se expusieron al tipo K2. Sin embargo, en el caso de los roedores a los que se administró la nueva vacuna fallecieron el 20% de los infectados con K1, y ninguno de los del grupo K2.

Composición de la nueva vacuna contra la 'Klebsiella'

Para crear la nueva vacuna, los investigadores han modificado genéticamente una forma de Escherichia coli (E.coli) inofensiva. Lo primero que tuvieron en cuenta es que la capa más externa de la bacteria Klebsiella está formada por azúcares, por lo que uno de los compuestos que debía llevar la vacuna era un glucoconjugado de estos azúcares junto con una proteína que aumentaba su efectividad. Este tipo de fármacos ya son utilizados para prevenir enfermedades como alguno de los tipos de neumonía y la meningitis bacteriana.

Estas vacunas formadas por glucoconjugados son efectivas, pero requieren una alta cantidad de síntesis química, un proceso lento y de alto coste. Esto podría evitarse gracias a E. coli, que una vez modificada comenzó a fabricar proteínas y azúcares necesarios para el fármaco.

Los investigadores están ilusionados con los resultados, pues las cepas hipervirulentas de la Klebsiella provocaron el año pasado decenas de miles de infecciones en Taiwán, China y Corea del Sur, siendo el 70% de ellas provocadas por las cepas K1 y K2, y los últimos datos indican que este patógeno se está extendiendo cada vez más por todo el mundo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD