PUBLICIDAD

Los fumadores transfieren químicos peligrosos a lugares libres de humo

Las personas fumadoras son portadoras de productos químicos peligrosos en su cuerpo y ropa, un estudio ha descubierto que pueden transmitirlos a zonas libres de humo a través del humo de tercera mano.
Escrito por: Natalia Castejón

10/03/2020

Fumador transfiriendo los químicos peligrosos del cigarro a otros lugares

El humo del tabaco es dañino para la salud del fumador, pero estar cerca de alguien que tenga este hábito también puede afectarte. Ahora, un nuevo estudio realizado por miembros de la Universidad de Yale (EE.UU.), ha descubierto además que el humo de tercera mano –aquel que se adhiere a paredes y otras superficies– también tiene efectos nocivos para aquellos que están en la estancia o en contacto con objetos contaminados.

La investigación, que se ha publicado en la revista Science Advances, analizó una sala de cine antes y después de varias sesiones dirigidas a diferentes públicos, y observó que las pruebas de gases y partículas a lo largo de la semana aumentaron cuando los cinéfilos eran más propensos a fumar o solían estar expuestos al humo del tabaco.

Muebles y paredes adsorben los químicos del tabaco de tercera mano

El gas y las partículas que encontraron en las muestras fueron equivalentes a estar expuesto al humo pasivo de entre 1 y 10 cigarrillos en una hora. Con el tiempo estas cantidades fueron disminuyendo, pero no por completo, pues se pudo observar esta contaminación incluso días después en muebles y en el ambiente del cine, pues las personas fumadoras transportan en su cuerpo y en su ropa compuestos químicos del tabaco que pueden liberarse en otros entornos y en objetos con los que están en contacto.

Los autores encontraron una cantidad de gases y partículas nocivas equivalentes a estar expuesto al humo de entre 1 y 10 cigarros en una hora

Entre los compuestos que se encontraron predominaba el nitrógeno de los cigarrillos y concretamente la nicotina fue el elemento más destacado con diferencia, según Jenna Ditto, una de las autoras del estudio. Por tanto, ya no valdría con estar alejada de aquellos que están fumando, sino que en las zonas libres de tabaco también podría haber residuos peligrosos para la salud, y es que, según otro estudio realizado por investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (EE.UU.), uno de los principales riesgos del humo de tercera mano podría ser la alteración del sistema inmunitario.

Los investigadores plantearon que el sitio donde realizaron las pruebas era una sala de cine bien ventilada y grande, pero que estos resultados podrían empeorar en casos en los que el ambiente sea pequeño y sin apenas flujo de aire, como por ejemplo, en el transporte público, oficinas, bares e incluso las casas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD