Comer ascidias o chorros de mar ayudaría a revertir el envejecimiento

Las ascidias o chorros de mar son organismos marinos comunes en platos de comida coreanos y japoneses. Un estudio revela que comerlos podría ayudar a revertir signos del envejecimiento ligados a las funciones cognitivas.
Escrito por: Natalia Castejón

13/05/2022

Ascidias pueden frenar el envejecimiento

Frenar el envejecimiento es el deseo de muchas personas, por no decir todas, por eso se recurre a suplementos, cremas y se adoptan hábitos saludables para intentar seguir cumpliendo años, y para hacerlo en buenas condiciones. Qué me dirías si te contase que han descubierto un alimento que podría frenar los efectos del envejecimiento, se trata de las ascidias (Ascidiacea) o chorros de mar.

PUBLICIDAD

Estos organismos marinos son muy comunes en la cocina coreana y japonesa, donde se pueden encontrar tanto crudos como cocinados, y contienen unas sustancias llamadas plasmalógenos, que se encuentran de manera natural en las células inmunitarias y en nuestro cerebro, pero que va menguando a medida que se van cumpliendo años. Esta reducción también aumenta el riesgo de algunas enfermedades neurodegenerativas, como el párkinson o el alzhéimer.

La investigación, que se ha publicado en la revista Frontiers in Molecular Biosciences, ha sido llevada a cabo por investigadores de la Universidad Xi'an Jiaotong-Liverpool, la Universidad de Stanford, la Universidad Jiao Tong de Shanghai y la Academia de Ciencias de la Universidad de China y se ha realizado en ratones de edad avanzada que fueron sometidos a una dieta rica en plasmalógenos.

PUBLICIDAD

Mejor memoria y aprendizaje con los chorros de mar

Los hallazgos indicaron que los ratones que tomaron ascidias tuvieron mejores habilidades de aprendizaje que los que no. Tanto es así que los ratones viejos se comportaron como ratones jóvenes en pruebas de aprendizaje y memoria, llegando a la meta mucho más rápido que los ratones ancianos del grupo de control que no tomaron chorros de agua.

Lei Fu, uno de los autores del estudio ha indicado que “nuestra investigación sugiere que los plasmalógenos no solo pueden detener el deterioro cognitivo, sino que también pueden revertir las deficiencias cognitivas en el cerebro que envejece. Además, los ratones envejecidos alimentados con plasmalógenos desarrollan un nuevo cabello negro que es más grueso y brillante que los ratones envejecidos que no recibieron el suplemento”.

“Los plasmalógenos no solo pueden detener el deterioro cognitivo, sino que también pueden revertir las deficiencias cognitivas en el cerebro que envejece”

Con el fin de encontrar una respuesta a esta asociación cognitiva, los investigadores analizaron los cambios cerebrales producidos por el consumo de este organismo marino. Determinaron que los ratones que lo comieron tenían mayor cantidad y calidad de sinapsis, es decir, más y mejores conexiones entre las neuronas, en comparación con los ratones mayores que no tomaron este suplemento.

PUBLICIDAD

En cuanto a la inflamación cerebral, otro de los síntomas del envejecimiento, disminuyó considerablemente en el grupo de ratones de edad avanzada que habían tomado los suplementos de plasmalógeno, lo que los autores creen que podría ser la causa del mejor desempeño de éstos en las tareas de memoria y aprendizaje.

“Descubrimos que los plasmalógenos aumentan significativamente la cantidad de moléculas que ayudan al crecimiento y desarrollo de las neuronas y las sinapsis en el cerebro. Esto sugiere que los plasmalógenos pueden promover la neurorregeneración. También hay un creciente cuerpo de evidencia de que los plasmalógenos afectan directamente las propiedades estructurales de las sinapsis. Los plasmalógenos pueden aumentar la fluidez y la flexibilidad de las membranas sinápticas, lo que afecta la transmisión de impulsos entre las neuronas”, concluye Fu.

PUBLICIDAD

El investigador cree que los suplementos de chorros de mar podrían convertirse en una manera de luchar contra la neurodegeneración y a favor de la neuroregeneración. “La ingesta oral de plasmalógenos podría ser una estrategia terapéutica factible para mejorar la función cognitiva en personas mayores”, explica Lei Fu.

Actualizado: 13 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD