Comer guindilla se asocia a una reducción del riesgo de muerte

Las personas que toman de manera habitual ají, guindilla o chile en sus dietas podrían ver reducido hasta en un 25% el riesgo de muerte por cualquier causa, hasta un 26% por enfermedades cardiovasculares y un 23% por cáncer.
Escrito por: Natalia Castejón

10/11/2020

¿Reduce la guindilla el riesgo de morir?

Muchas recetas picantes o sabrosas suelen estar hechas con un alimento picante por excelencia, el chile o guindilla, también llamado ají. Una nueva revisión de estudios, realizada por miembros de Cleveland Clinic Fundation (EE.UU.), ha encontrado evidencias de que el consumo de este alimento de manera habitual podría ayudar a reducir el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, por cáncer e incluso por cualquier causa, haciendo que las personas que lo toman vivan más años.

La investigación, de carácter preliminar, que se presentará próximamente en las Scientific Sessions 2020 de la American Heart Association, ha analizado 4.729 estudios que provienen de cinco bases de datos mundiales de salud, concretamente las de Ovid, Medline, Cochrane, Embase y Scopus. Unos datos que fueron comparados con más de 570.000 personas de Estados Unidos, China, Italia e Irán.

Consumir de manera habitual chile o ají también podría reducir hasta en un 23% el riesgo de fallecer por cáncer

Los resultados mostraron que el consumo de chile o ají se asociaba con una reducción relativa del 25% en la mortalidad por cualquier causa, un 26% por enfermedades cardiovasculares y un 23% por cáncer. Estudios anteriores ya habían indicado este efecto de los alimentos picantes, exponiendo incluso que podrían reducir el riesgo de morir por ictus o por un infarto.

Todavía se desconoce el tipo y la cantidad de ají con beneficios

Bo Xu, uno de los autores del estudio, ha declarado que estos resultados corroboran la importancia de los factores nutricionales en la salud general, sin embargo, también aclara que actualmente se desconocen los mecanismos y motivos exactos que explican los hallazgos, además de no saber a ciencia cierta el tipo de chile que es más beneficioso o las cantidades exactas que hay que ingerir para obtener estos resultados.

Por tanto, no es posible afirmar de manera concluyente que tomar más chile aumente la esperanza de vida y reduzca las muertes, y se necesitan hacer más estudios al respecto, especialmente controlados y aleatorizados para poder confirmar estos resultados preliminares.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD