PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Dieta y nutrición

Consumir pescado reduce el riesgo de mortalidad por diversas causas

Comer pescado con frecuencia podría ayudar a reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, respiratoria o hepática, o por cáncer o alzhéimer, al parecer gracias al omega 3 que contiene.
Escrito por: Natalia Castejón

24/07/2018

Persona comiendo pescado

El pescado es uno de los pilares importantes de una alimentación sana y variada, y ahora un nuevo estudio, publicado en el Journal of Internal Medicine, ha expuesto que incluir este alimento en la dieta habitual puede reducir el riesgo de morir a consecuencia de enfermedades cardiovasculares, hepáticas, respiratorias, o debidas al alzhéimer o al cáncer.

La investigación se ha basado en el Estudio de Dieta y Salud NIH-AARP, que analizó a 240.729 varones y 180.580 féminas durante un periodo de 16 años. Tras centrarse en el consumo de pescado de la muestra poblacional, los autores encontraron que los hombres que tomaban bastante tenían hasta un 9% menos riesgo de mortalidad general que los que apenas incluían este alimento en sus dietas, un porcentaje que era del 8% en las mujeres.

El riesgo de morir por cualquier causa se redujo un 9% en los hombres y un 8% en las mujeres que tomaban pescado a menudo

Los autores del trabajo han diferenciado los resultados de manera más específica entre hombres y mujeres, observando que los primeros tuvieron un 37% menos probabilidades de morir por enfermedad hepática crónica, un 20% menos riesgo de fallecer por problemas respiratorios, un 10% de reducción en la mortalidad por algún fallo cardiovascular, y un 6% en el riesgo de morir por cáncer, si consumían buenas cantidades de pescado.

En cuanto a las mujeres, solo se hizo hincapié en dos variables, las enfermedades cardiovasculares y la enfermedad de Alzheimer, teniendo un 10% y un 38% menos riesgo de morir por estas causas si ingerían suficiente pescado. A pesar de que el estudio es de tipo observacional y no se pueden conocer las causas de esta asociación, los autores creen que podría deberse al omega 3 que contiene el pescado, y centrándose en estas grasas encontraron que el riesgo de muerte cardiovascular se reducía un 18% en las mujeres y un 15% en los hombres que más las consumían.

Pescado sí, pero no frito

Los autores han subrayado que, aunque es recomendable comer pescado, especialmente el azul, es muy importante la forma de cocinarlo. Hay que evitar prepararlo frito pues, según explican, al hacerlo genera ácidos grasos trans y también aumenta la densidad de energía del alimento, y ambos factores podrían inerferir de manera negativa en el trabajo desempeñado por los ácidos grasos omega 3.

El modo de preparación también fue analizado en el estudio, y se observó que en los hombres no influía la ingesta de peces fritos, mientras que en las mujeres que abusaban de su consumo aumentaba el riesgo de morir por enfermedades respiratorias, cardiovasculares, y en general.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD