PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Protege tu piel del frío
Los factores climatológicos adversos, como el frío y el viento, pueden debilitar nuestra piel provocando graves trastornos e incluso su envejecimiento precoz. Aprende a cuidarla también en invierno.
Escrito por Gemma Paz del Pino, Periodista

Dieta invernal para cuidar la piel

Dieta invernal para cuidar la piel

El pescado azul ayuda a que tu piel no se inflame ni se descame gracias al Omega 3.

El frío provoca una vasoconstricción de los capilares sanguíneos que dificulta la oxigenación de las células de la piel, altera la capa hidrolipídica que la protege y disminuye la actividad de las glándulas sebáceas.

Por ello es necesario cuidarla también desde el interior, ingiriendo los alimentos y la cantidad de grasas adecuadas que la ayuden a sobrellevar mejor los meses invernales. Estos son algunos trucos que te permitirán lleva una dieta invernal para cuidar mejor tu piel:

  • Toma pescado azul dos veces a la semana, contiene ácidos grasos omega 3 que protegen la membrana celular y evitarán que tu piel se inflame y se descame.
  • Añade semillas de sésamo o pipas de girasol a tus platos porque, además de contener grasas esenciales para su cuidado, poseen un alto contenido en zinc, un mineral que suaviza y mejora el aspecto de la epidermis.
  • Consume un aguacate al día, contiene nutrientes esenciales para la piel (ácidos grasos esenciales), proteínas de alta calidad que se digieren fácilmente, y vitaminas E, A, D y B. Además, la parte interna de su cáscara puede servir como exfoliante e hidratante natural para tus labios.
  • Aumenta tu dosis de fibra y antioxidantes tomando salvado de avena, tienen una actividad antioxidante muy similar a la de las frutas y vegetales, y su fibra tiene efecto prebiótico, equilibrando la flora intestinal.
  • Complementa tu dieta con germen de trigo, muy rico en vitamina E, y con perlas de aceite de pescado.
  • Bebe cada día una taza de té blanco, ya que es una de las infusiones más ricas en antioxidantes.
  • Por las mañanas, no olvides degustar un zumo de naranja, granada o kiwi; contienen una alta dosis de vitamina C y bioflavonoides.

¿Sabías que?

Si tu nariz tiende a enrojecerse a causa del frío, prueba a eliminar de tu dieta todo lo que provoque mala circulación: café, alcohol, tabaco o especias.

El clima frío nos impulsa a tomar más bebidas calientes, como el café. Recuerda que se trata de una bebida diurética, con lo que cuanto más café consumas más agua eliminarás de tu cuerpo, consiguiendo el efecto contrario al deseado… la deshidratación.

Actualizado: 28 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD