PUBLICIDAD

Donación de médula ósea
Donar médula ósea es un acto generoso y solidario, porque las células madre que contiene este tejido pueden salvar la vida de una persona. Te explicamos qué requisitos deben cumplir los donantes, cómo es el proceso y sus efectos.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Posibles efectos secundarios en el donante de médula ósea

Mujer en el hospital donando médula ósea

El trasplante de células madre puede curar a personas afectadas por leucemia u otras enfermedades de la sangre.

La donación de médula ósea se ha incrementado en España un 216% desde que en 2013 se iniciara el Plan Nacional de Médula, según datos de la ONT (Organización Nacional de Trasplantes), que estima que cada día se producen 265 nuevos registros de donantes en el Registro Español de Donantes de Medula Ósea (REDMO). El trasplante de estas células madre puede curar a personas afectadas por leucemia u otras enfermedades de la sangre, sustituyendo o reponiendo la médula ósea que no funciona adecuadamente.

Además, la médula ósea del donante se regenera, y los posibles efectos secundarios son leves para el que dona. La donación se puede realizar por aféresis o por punción, y en ambos procedimientos, afirma el  Dr.  José Luis Vicario, responsable de Histocompatibilidad del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, “se persigue que las molestias para el donante sean mínimas y los riesgos prácticamente inexistentes. En cualquier caso, son molestias leves de las que el donante se recupera enseguida, y a cambio una persona tiene la posibilidad de salvar su vida”.

Las molestias para el donante de médula ósea son mínimas y se recupera enseguida, y a cambio una persona tiene la posibilidad de salvar su vida

Efectos secundarios de la donación por aféresis o sangre periférica

En la donación por el procedimiento de sangre periférica, explica el Dr.  Vicario, “debido a la administración de los factores de crecimiento hematopoyético, previa a la extracción de la sangre, puede aparecer los siguientes síntomas, pero todos remiten en 24-48 horas:

  • Dolor generalizado de huesos y músculos (como en un proceso gripal), que mejora con calmantes suaves.
  • También pueden aparecer, aunque de forma mucho menos frecuente: dolor de cabeza, sensación de ansiedad, calambres y hormigueos, náuseas….

Efectos secundarios de la punción

En el caso de la punción o extracción de sangre medular de las crestas ilíacas (hueso de la cadera), “que se realiza en quirófano y con anestesia general, los riesgos son excepcionales”, asegura el Dr. Villar, siendo los más frecuentes:

  • Dolor en las zonas de punción, que cede con analgésicos suaves y desaparece en 24-48 horas (excepcionalmente puede prolongarse durante unos días, pero sin limitar la actividad diaria).
  • Sensación de mareo, en especial al incorporarse debido a un cierto grado de anemia que se resuelve en pocos días.
  • Fiebre, en ocasiones unas décimas en las primeras horas posdonación. Infección del lugar de punción (muy infrecuente).

Actualizado: 30 de Mayo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD