Hallan una arcilla y un tipo de vidrio capaces de inactivar virus

El vidrio sodocálcico y la arcilla caolín contienen nanopartículas que pueden inactivar algunos virus, como el causante del COVID-19, con 10 minutos de contacto, por lo que podrían usarse para descontaminar superficies, líquidos y aires.
Escrito por: Natalia Castejón

17/01/2022

Vidrio y arcilla que inactivan virus

Un tipo de vidrio, conocido como sodocálcico, y la arcilla caolín contienen nanopartículas capaces de reducir la infectividad viral más del 99% en tan solo 10 minutos de contacto. Así lo ha descubierto un equipo de investigadores españoles del Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN, CSIC-Universidad de Oviedo-Principado de Asturias) y de la Universidad CEU San Pablo, en colaboración con CISA-CSIC, del CIMA (Universidad de Navarra), y de la Universidad Complutense de Madrid, que ha publicado su estudio en la revista Materials Today Bio. Este hallazgo podría ayudar a crear un producto con materiales inorgánicos de bajo coste y efectivo para descontaminar líquidos, superficies y aires con virus.

PUBLICIDAD

El vidrio sodocálcico y la arcilla caolín son materiales que, además de inactivar virus como el causante del COVID-19, también actúan eficazmente contra hongos y bacterias. Además de frente al SARS-CoV-2, en la investigación se hace referencia a que ambos materiales tienen un gran poder antiviral contra el virus de la gripe, frente a adenovirus y herpes simple. Al parecer esto se debe a que contienen nanopartículas de plata y de óxido de cobre, que son capaces de desactivar al 99% la infectividad del virus.

Este tipo de vidrio y esta arcilla inhiben los virus al 99% a un bajo precio y siendo compatibles con los seres vivos y el medioambiente

Según explican, cuando estos materiales entran en contacto con los virus, se produce una reacción físico-química que inhibe el crecimiento de los patógenos. El mecanismo de actuación se debe a las propiedades del material, que en el caso del vidrio induce la agregación del virus, o la adsorción en el caso de los materiales basados en caolín, así como de los iones liberados al medio.

PUBLICIDAD

Estos materiales no dañan el medioambiente y son baratos

“Estos materiales son capaces de inhibir significativamente el crecimiento microbiológico, tanto de origen bacteriano, como fúngico o vírico, y son perfectamente compatibles con los seres vivos y el medioambiente. Además, poseen otras importantes ventajas, como son su alta estabilidad y bajo coste, lo que los convierte en materiales excepcionalmente apropiados para la prevención y el control de enfermedades, tanto de origen bacteriano como vírico”, expone Belén Cabal, investigadora del CINN y una de las autoras del estudio.

Tal y como explica Estanislao Nistal, otro de los investigadores, esta capacidad antivírica se ha probado en distintos virus con características fisicoquímicas muy dispares, entre ellos están el virus estomatítico vesicular –de la misma familia que la rabia–, virus HSV-1 o herpes simple, adenovirus, virus de la gripe o el SARS-CoV-2, causante de la pandemia de COVID-19 que estamos viviendo.

PUBLICIDAD

Este hallazgo podría ayudar a eliminar virus del agua o del aire, haciendo filtros de aire con estos materiales. Todo ello reduciría el riesgo de infecciones endémicas tanto en personas como en animales de granja, lo que supone un gran avance en la prevención de actuales y futuras amenazas pandémicas.

Actualizado: 18 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD