Vacuna contra el coronavirus: EE.UU. inicia los ensayos en adultos

La vacuna contra el coronavirus ARNm-1273 se ha empezado a probar en 45 adultos sanos, para comprobar si es capaz de estimular al sistema inmune para que produzca anticuerpos que puedan frenar la replicación del SARS-CoV-2.
Escrito por: Eva Salabert

17/03/2020

Vacuna contra el coronavirus

Un ensayo clínico para probar la primera vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 comenzó ayer en Kaiser Permanente Health Research Institute de Washington en Seattle (Washington, Estados Unidos), según ha informado Associated Press (AP). En el estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) estadounidenses, participarán 45 adultos voluntarios, que están sanos y tienen entre 18 y 55 años, y a los que se administrarán diferentes dosis del fármaco, que ha sido desarrollado por los NIH y Moderna Inc.

Equipos científicos de todo el planeta están investigando para desarrollar tanto nuevos tratamientos para curar a los pacientes con COVID-19, como vacunas que proporcionen inmunidad contra el coronavirus, e incluso algunos investigadores intentan crear vacunas temporales para que al menos protejan a la población durante unos meses hasta que se encuentre una profilaxis más duradera.

Para desarrollar la vacuna contra el SARS-CoV-2 los investigadores han aprovechado sus conocimientos sobre otros coronavirus como el SARS y el MERS

El desarrollo de este fármaco se está llevando a cabo con una rapidez sin precedentes, que ha sido posible gracias a que los investigadores han aprovechado sus conocimientos sobre otros coronavirus que ya habían provocado graves epidemias, como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS).

La vacuna ARNm-1273 podría frenar la replicación del SARS-CoV-2

Las pruebas a las que se someterán los voluntarios consisten en recibir dos vacunas con un intervalo de 28 días entre ambas dosis. En el ensayo se van a probar tres dosis diferentes del fármaco (cada una de ellas en 15 personas), que ha sido denominado ARNm-1273, con el objetivo de comprobar si es seguro y si tiene la capacidad de estimular al sistema inmune para que produzca anticuerpos que puedan frenar la replicación del patógeno y evitar que el individuo llegue a desarrollar COVID-19 (enfermedad por coronavirus).

La nueva vacuna ya se ha administrado a cuatro personas, y hoy otros cuatro recibirán la inyección, tras lo cual se interrumpirá el suministro mientras son monitoreados. Los participantes serán seguidos durante 12 meses tras recibir la segunda dosis, aunque el director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, ha explicado que en unas semanas se conocerán los datos sobre la seguridad de la vacuna, y si se comprueba que es segura la compañía solicitará el permiso de la FDA (Agencia Americana del Medicamento) para iniciar la segunda fase del ensayo, antes incluso de finalizar la primera, y en esta segunda etapa se incluirán muchos más participantes.

A pesar de los grandes esfuerzos que están haciendo los expertos, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, ha afirmado en declaraciones a la AP, que incluso si las pruebas iniciales para comprobar la seguridad y eficacia del fármaco obtienen resultados positivos, transcurriría un año o año y medio antes de tener una vacuna que se pudiera administrar a la población general.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD