PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El aceite de oliva virgen extra puede ayudar a prevenir el alzhéimer

El aceite de oliva virgen extra protege al cerebro del deterioro cognitivo al activar el proceso de autofagia –que ayuda a regenerar las células– y reducir el desarrollo de placas amiloides, según un estudio en ratones.
El aceite de oliva virgen extra puede ayudar a prevenir el alzhéimer

Se ha observado que consumir aceite de oliva virgen extra protege la memoria y la capacidad de aprendizaje.

29 de Junio de 2017

El aceite de oliva virgen extra ha demostrado ser un alimento muy saludable para nuestro cerebro, pues protege frente al deterioro cognitivo y, por ende, frente al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. El estudio que lo avala ha sido realizado por un grupo de investigadores de la facultad de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple, en Filadelfia (EE.UU.) y se ha publicado en la revista Annals of Clinical and Translational Neurology.

Concretamente, en dicha investigación se ha observado que consumir aceite de oliva virgen extra protege la memoria y la capacidad de aprendizaje y, además, disminuye la formación de placas beta-amiloide y ovillos neurofibrilares en el cerebro, es decir, los marcadores clásicos del alzhéimer.

Consumir aceite de oliva virgen extra protege la memoria y la capacidad de aprendizaje y disminuye la formación en el cerebro de los marcadores clásicos del alzhéimer

Ello se debe a que, como explica el investigador principal, Domenico Praticò, también profesor de Farmacia y Microbiología de la citada universidad estadounidense, el aceite de oliva disminuye la inflamación del cerebro y es capaz de activar el proceso de autofagia, es decir, un procedimiento en el que los componentes celulares se regeneran y eliminan deshechos y toxinas, y que ayuda a que el organismo se mantenga estable.

El aceite de oliva redujo las placas amiloides en ratones

Para llegar a este hallazgo, los investigadores experimentaron en ratones con alzhéimer establecido. A pesar de que todos manifestaban tres características claves de esta patología, como es la discapacidad mental y las dos lesiones neuropatológicas (placas de amiloide y los ovillos neurofibrilares), la enfermedad aún no había comenzado a debutar en estos roedores debido a que tenían menos de seis meses de vida. Los investigadores los separaron en dos grupos: uno que consumía una dieta rica en aceite de oliva virgen extra y otro que, a pesar de comer los mismos alimentos, no ingerían este tipo de grasa.

Pasados 12 meses se observó que aquellos que habían seguido la dieta rica en aceite de oliva virgen realizaron mejor los test de evaluación de la memoria de trabajo, de la espacial, y del aprendizaje de habilidades, que aquellos que no habían consumido aceite. Asimismo, también se observaron diferencias en el tejido cerebral y en la función de las células nerviosas de ambos grupos, y la integridad de la conexión neuronal o sinapsis se conservó en los roedores que sí tomaron el aceite.

Tal y como explica el especialista Praticò, los ratones a los que se les hizo consumir una dieta rica en aceite de oliva virgen extra experimentaron un incremento de la activación de la autofagia de las células nerviosas, lo que conllevó un menor desarrollo de placas amiloides y de la proteína tau fosforilada. “Esta proteína es la culpable de la formación de los ovillos neurofibrilares, es decir, los sospechosos de provocar la muerte neuronal y de generar los síntomas del alzhéimer”, apunta.

El siguiente paso, añade el investigador, será evaluar los efectos del aceite de oliva virgen extra en estos ratones, pero en fases más avanzadas de la enfermedad; algo importante, sobre todo al saber que la mayoría de las personas acuden al médico cuando la patología ya se ha manifestado, es decir, cuando ya se han desarrollado placas y ovillos. “Lo que queremos descubrir es si el aceite de oliva virgen extra puede detener o enlentecer el alzhéimer una vez ya ha debutado”, concluye Praticò.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''