PUBLICIDAD

Es falso que el chocolate sea más eficaz para la tos que la codeína

Varios medios han popularizado la creencia de que el chocolate es más eficaz que la codeína para tratar la tos, respaldado, en parte por un estudio. La propia autora de la investigación lo ha desmentido y aclarado.
Escrito por: Natalia Castejón

07/02/2019

Mujer comiendo chocolate

Si había llegado a tus oídos que tomar chocolate podría ayudarte con esa molesta tos de la que no consigues librarte, más de lo que puede hacer por ti un jarabe de codeína, lo sentimos, se trata de un error en la interpretación de un estudio, que medios como El Confidencial, Heraldo o Antena 3 han ayudado a dar por bueno. O al menos así lo ha aclarado una de sus autoras principales. En el año 2016 Alyn Morice, jefa de estudios cardiovasculares y respiratorios de la Universidad de Hull (Inglaterra), publicó un artículo en el DailyMail donde explicaba la evidencia científica existente sobre el poder del cacao para curar este molesto síntoma.

Pero los titulares los carga el diablo, y a partir de entonces, esta creencia se volvió viral, publicándose incluso en periódicos nacionales, pues parecía estar basada en el estudio Rococó, una investigación científica publicada por la revista BMJ. En ella, y según las primeras interpretaciones de la prensa, se entendía que un grupo de personas había mejorado su tos gracias al chocolate, en comparación con jarabes basados en codeína.

Lo que realmente proporcionó beneficios para aliviar la tos fueron un antihistamínico y un expectorante que contenía el medicamento con base de cacao

Según las primeras publicaciones que se hicieron eco de la noticia, la teobromina del cacao era la responsable de esta mejora, pues este alcaloide parecía ser capaz de inhibir la actividad del nervio vago que provoca la tos. Además, en función de ello, empezaron a salir a la luz otros estudios anteriores que mostraban los beneficios de este alimento, como que podía mejorar la memoria o reducir el riesgo de ictus, lo que hacía que se creyese más en estos supuestos beneficios.

La verdad sobre la confusión del medicamento con cacao

No obstante, la propia Alyn Morice, expuso con el tiempo –y cada año cuando llega la temporada de frío y gripes– que el artículo que había redactado era un error, y que se debía a una inadecuada interpretación de los resultados del estudio. Según aclaró, el medicamento con base de cacao que se administró en el trabajo, llamado Unicough, también tenía otros principios activos, como el antihistamínico difenhidramina, el levomentol –que aporta sensación de frescor–, y el expectorante cloruro de amonio. Y, por tanto, los beneficios sobre la tos eran resultado de estos compuestos, y no del cacao.

Los expertos lamentan que este tipo de confusiones se conviertan en virales, pues, aunque en este caso puede no ser dañino para la salud comer una onza de chocolate, sí puede serlo no tomar la medicación pautada por tu médico. En otros casos, como ya ha ocurrido con los bulos lanzados sobre las vacunas, pueden suponer que se ponga en riesgo la salud y la vida de las personas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD