PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Tomar proteínas vegetales ayuda a prevenir la menopausia precoz

Las mujeres que consumen a diario alimentos ricos en proteínas vegetales podrían reducir hasta un 16% la probabilidad de tener menopausia precoz, asociada a un mayor riesgo de sufrir diversas enfermedades.
Tomar proteínas vegetales ayuda a prevenir la menopausia precoz

Tomar proteínas vegetales, como la de la soja, reduce el riesgo de menopausia precoz hasta en un 16%.

03 de Julio de 2017

La menopausia precoz –la ausencia de menstruación durante más de 12 meses– antes de los 45 años, afecta a entre el 5% y el 10% de las mujeres occidentales. Un porcentaje que podría reducirse de confirmarse el hallazgo de un estudio de la Universidad de Massachusetts y la Escuela T.H. Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard, que ha mostrado que consumir proteínas vegetales con frecuencia podría reducir la probabilidad de tener menopausia temprana hasta en un 16%.

Los autores del trabajo, que ha sido publicado en la revista American Journal of Epidemiology, aseguran que las mujeres que ingieren alimentos como el tofu, la soja, o granos enteros, también reducen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, deterioro cognitivo precoz y osteoporosis, pues se trata de patologías directamente relacionadas con la menopausia temprana.

Las mujeres que ingieren alimentos ricos en proteínas vegetales, como el tofu o la soja, tienen menos riesgo de sufrir enfermedades asociadas a la menopausia precoz 

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores estudiaron durante un año los hábitos alimenticios de 116.000 mujeres con edades comprendidas entre los 25 y los 42 años, haciendo especial hincapié en 131 alimentos, bebidas y suplementos alimenticios que contenían proteínas vegetales. Gracias a este cuestionario se observó que aquellas féminas en las que aproximadamente el 6,5% de sus calorías diarias procedían de proteínas vegetales tenían un 16% menos riesgo de presentar la menopausia precoz, en comparación con aquellas que tomaban menos cantidad de este tipo de alimentos (alrededor del 3,9%).

Para hacerse una idea, en una mujer que ingiera 2.000 calorías cada día esta cantidad sería equivalente a tres o cuatro raciones de pasta enriquecida, pan integral, tofu, nueces o cereales, unos 32,5 gramos diarios. Para calcular estos datos también se tuvieron en cuenta la edad, el índice de masa corporal (IMC), y el consumo de tabaco, por tratarse de factores que podrían afectar a los resultados.

Como ha explicado Maegan Boutotel principal autor del estudio, comprender cómo el consumo habitual de proteína vegetal puede retrasar el envejecimiento ovárico, podría ayudar a las mujeres a prevenir la menopausia temprana y sus problemas de salud asociados, así como a prolongar su capacidad reproductiva.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD