Azafrán
El azafrán es una especia muy codiciada, y se considera un ingrediente de lujo en la cocina, pero además proporciona beneficios medicinales, como estimulante que ayuda a combatir los estados depresivos y mejorar la digestión.

Cómo se toma el azafrán

Actualizado: 11 de mayo de 2020

Las hebras de azafrán constituyen, como bien sabrás, uno de los condimentos más apreciados con los que cuenta la gastronomía de ayer y de hoy. Aportan sabor y color a los platos, pero esta codiciada especia es también una poderosa medicina, que puedes consumir en diversas formas.

Las formas de presentación del azafrán más usuales, presentes en herbolarios y centros de dietética, son:

  • En polvos, como condimento culinario.
  • Las hebras o los polvos para aplicar en infusión o decocción, hasta dos vasos diarios.
  • Los polvos como digestivo y carminativo, hasta 300 mg diarios.
  • En tintura alcohólica, unas 50 gotas diarias en tres dosis, con zumo de frutas.
  • En extracto concentrado de 30-50 mg.
  • En cápsulas o comprimidos –un 2% de safranal–, dos unidades al día en estados depresivos incipientes o moderados.
  • La decocción depurada para gargarismos y enjuagues bucales.
  • En elixir bucal, en preparados estandarizados.
  • La decocción depurada para aplicarla en colirio.

Precauciones con el azafrán

Las especias, como el azafrán, son productos que deben ser consumidos en proporciones moderadas y razonables. Los excesos casan mal con su naturaleza, pues ésta se basa en una cierta sutileza, por la que imprimen su influencia poderosa a partir de aportaciones casi insignificantes. De lo contrario podría causarnos problemas, para evitarlo toma estas precauciones a la hora de cosumir el llamado oro rojo:

  • Evita dosis excesivas, que podrían provocar irritación gástrica y estados nerviosos.
  • Ten cuidado. No debes tomar azafrán si estás embarazada, especialmente los extractos concentrados. A dosis altas se considera abortivo.
  • Consulta con el médico si padeces de úlcera gastroduodenal, colon irritable o gastritis.
  • También a dosis elevadas se considera emético, puede ocasionar vértigos, mareos y vómitos, incluso hemorragia interna. Las sobredosis, por otro lado, no son nada frecuentes.

Usos del azafrán en la cocina

El azafrán como condimento privilegiado y como colorante está muy enraizado en la cocina mediterránea, pero también está presente en la tradición culinaria india, egipcia, marroquí, argelina, persa (iraní), y turca. Combina bien con otras especias y plantas aromáticas como el clavo, el jengibre, el cardamomo, el cilantro, el sésamo o el tomillo, entre otras.

Azafrán
El azafrán, muy utilizado en la cocina mediterránea, combina con otras especies dando un exclusivo y agradable sabor.

El azafrán aporta toda su fuerza y brillantez a arroces, pastas, ensaladas, platos de legumbres y cremas diversas. Algunos platos rescatados de Internet que ilustran este punto son:

  • Paella marinera al azafrán.
  • Rissoto de verduras con azafrán.
  • Fabada asturiana con azafrán.
  • Pote gallego con azafrán.
  • Arroz meloso con sepia y azafrán.
  • Pastel de arroz con camarones al azafrán.
  • Aros de calamar con azafrán y setas.
  • Congrio en salsa de azafrán.
  • Almejas con gambas al azafrán.
  • Crema de puerro con azafrán.
  • Lentejas con espinacas al azafrán.
  • Empanadas de bacalao al azafrán.
  • Fettucini con calabacín al azafrán.
  • Pastel de calabacín con queso y azafrán.
  • Berenjenas al horno con yogur al azafrán.
  • Peras al horno con azafrán.
  • Mousse de chocolate con azafrán.
  • Bollos rellenos de chocolate con canela y azafrán.
  • Macedonia de frutas al azafrán.
  • Infusión de jengibre, menta y azafrán.

Creado: 13 de octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD