PUBLICIDAD

Calabaza, ligera y nutritiva
Más allá de un recurrente elemento decorativo en Halloween, la calabaza es una deliciosa fruta con propiedades saludables. Descubre sus variedades y cómo cocinar este alimento para disfrutar de su sabor y sus nutrientes.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Características nutricionales de la calabaza

Niña comiendo calabaza

Las calabazas, además de ser deliciosas y servir como irremplazable decoración en Halloween, también son una buena fuente de nutrientes. Estas dulces y coloridas frutas, según la Fundación Española de la Nutrición (FEN), tienen una parte comestible de 67 g por cada 100 y son en un 90% agua, por lo que resultan un alimento perfecto para mantenerse hidratado.

Las principales características nutricionales de las calabazas o zapallos –como se les conoce en algunas regiones de América– son:

  • Fuente de fibra

    Fuente de fibra

    La calabaza contiene tanto fibra del tipo soluble, como insoluble, que ayuda a regular el tránsito intestinal. Según datos de la FEN, 100 g de una porción comestible de zapallo contienen un gramo de fibra, por lo que este alimento es perfecto para las dietas, al ser bastante saciante.

  • Bajo aporte en calorías, grasa y sal

    Bajo aporte en calorías, grasa y sal

    Esta fruta apenas contiene calorías, unas 15 Kcal por cada 100 g, lo que la convierte en un producto estrella en las dietas para reducir peso. En cuanto a sus grasas, los lípidos totales por cada 100 g son 0,2, siendo la mitad de ellos saturados, y apenas contiene sal.

  • Rico en vitaminas

    Rico en vitaminas

    El aporte más significativo de la calabaza es la vitamina A, pues con una ración de unos 200 g se cubre de sobra la ingesta diaria recomendada, según la FEN. Algo parecido ocurre con la vitamina C, de la que cubre el 31% y la B1, ya que una ración aporta el 18% de la cantidad diaria aconsejada para hombres y el 24% de la de las mujeres. También contiene vitamina E, B2, B3 y B6, aunque en menores cantidades.

  • Fuente de minerales

    Fuente de minerales

    En este campo destaca el potasio, que en 100 g de calabaza supone 130 mg, de lejos el mineral con mayor presencia en su composición nutricional. Le siguen, aunque en menor medida, el calcio y el fósforo, que suponen 29 mg y 19 mg de cada 100 g, respectivamente. También contiene magnesio, cobre, zinc, y azufre, aunque sus cantidades son muy pequeñas.

  • carotenos

    Beta-carotenos

    El color de la calabaza la delata, es rica en beta- carotenos. Este es el motivo por el que esta fruta es una buena fuente de vitamina A, pues los beta-carotenos una vez que se ingieren son transformados por el organismo –concretamente en el hígado– en esta vitamina. La variedad butternut es la que más contenido tiene, y la espagueti la que menos.

  • Aminoácidos

    Aminoácidos

    La calabaza contiene glicina, alanina, arginina, histidina, aspártico e isoleucina, entre otros aminoácidos.

Propiedades de las pipas de calabaza

Las pipas de la calabaza tienen una gran cantidad de nutrientes, es más, inicialmente se usaban tan solo las semillas de esta fruta como remedio para las lombrices intestinales y para evitar la retención de líquidos. Las semillas de los zapallos tienen bastante cantidad de ácidos grasos omega-3 y omega-6, que reducen el colesterol, la inflamación de la artritis, la hipertensión, o el síndrome premenstrual.

También tienen zinc, que puede ayudarte a mantener los huesos sanos y a evitar la osteoporosis. Basta con dejar secar las semillas al sol para poder agregarlas a sopas o ensaladas, o tomarlas como aperitivo.

Actualizado: 31 de Octubre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD