PUBLICIDAD

El análisis de la flora intestinal puede revelar la edad biológica

La composición del microbioma del intestino puede predecir la edad de una persona, y junto a otros biomarcadores como la longitud de los telómeros, ayudaría a determinar la verdadera edad biológica de un individuo.
Escrito por: Eva Salabert

17/01/2019

Bacterias intestinales y edad biológica

La cantidad y diversidad de bacterias que componen la microbiota intestinal varía a lo largo de la vida, y se ve afectada por factores ambientales como la dieta o el consumo de medicamentos. Ahora, un equipo de científicos de la startup de inteligencia artificial InSilico Medicine, en Rockville (Maryland, EE.UU.), ha descubierto que a medida que envejecemos aumenta la presencia de algunos de estos microbios, como el Eubacterium hallii, y disminuye la de otros como el Bacteroides vulgatus –asociado a la colitis ulcerosa–, y que la composición del microbioma de una persona puede predecir su verdadera edad biológica con bastante exactitud.

Para llegar a esta conclusión los investigadores examinaron 3.600 muestras de bacterias intestinales de 1.165 individuos sanos de todo el mundo. La tercera parte de las muestras procedían de personas con edades comprendidas entre los 20 y los 39 años, otra tercera parte correspondía a personas de 40 a 59 años, y el resto pertenecían a personas de 60 a 90 años.

Entre las 95 especies de bacterias intestinales analizadas, se determinó que 39 eran las más útiles para predecir la edad real del individuo

Los datos se analizaron con un programa informático diseñado para procesar 95 especies diferentes de bacterias presentes en el 90% de las muestras junto con la edad del individuo del que procedía cada una de ellas, y después se solicitó a la computadora que predijese la edad que tenían las personas a las que pertenecían el 10% de las muestras restantes. El programa logró predecir la edad de dichas personas con un margen de error de cuatro años.

Un 'reloj biológico' en el intestino

Entre las 95 especies de bacterias intestinales analizadas, se determinó que 39 eran las más útiles para dicha predicción. Alex Zhavoronkov, uno de los líderes del estudio, publicado en BioRxiv, ha explicado que esta especie de 'reloj biológico microbiano' podría servir como referencia para determinar la rapidez o lentitud con la que envejece el intestino de una persona, y si factores como el alcohol, los probióticos, los antibióticos o el tipo de dieta, tienen algún efecto en la longevidad.

Si los hallazgos se confirman, se añadirían a otros biomarcardores que emplean los científicos para predecir la edad biológica, incluyendo la longitud de los telómeros –los extremos de los cromosomas involucrados en el envejecimiento– y los cambios en la expresión del ADN durante la vida de una persona. La combinación de todos estos factores puede ofrecer una visión mucho más precisa de la verdadera edad biológica de un individuo y de su salud, y podría ayudar a los investigadores a analizar mejor si ciertas intervenciones –incluyendo fármacos y otras terapias– tienen algún efecto sobre el proceso de envejecimiento. Como añade Zhavoronkov, no sería necesario esperar a que la gente muera para realizar experimentos sobre la longevidad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD