PUBLICIDAD

Asocian la dieta vegana con la falta de un nutriente para el cerebro

Seguir una dieta vegetariana o vegana podría provocar el déficit de un nutriente esencial para la salud cerebral, la colina, que es especialmente importante durante el embarazo para el correcto desarrollo fetal.
Escrito por: Natalia Castejón

03/09/2019

Dieta vegana y falta de nutrientes para el cerebro

Una dieta vegana o vegetariana, en la que se prescinde de los alimentos que tienen un origen animal, debe estar controlada para evitar que se produzcan déficits de nutrientes como el hierro o el calcio, y un nuevo trabajo observacional ha encontrado que este tipo de dietas podrían reducir la cantidad de colina en el organismo, un elemento fundamental para la salud cerebral.

La cantidad de colina que produce el hígado de manera natural no es suficiente para cubrir las necesidades del cuerpo humano, por lo que es necesario obtener otra parte a través de la dieta. Los alimentos que son más ricos en esta sustancia son los huevos, la carne de res, los lácteos, el pollo y el pescado, y de lejos le siguen los frijoles, las nueces y las verduras crucíferas.

La escasez de colina afecta al funcionamiento cerebral y al metabolismo de la grasa en la sangre, y causa problemas en el desarrollo fetal y un exceso de radicales libres

Sin embargo, los alimentos que más cantidades de colina tienen, o gran parte de ellos, no pueden ser ingeridos en una dieta vegana o vegetariana, por lo que según explica el trabajo las personas que siguen este patrón alimentario pueden presentar niveles de este nutriente por debajo de lo recomendado, lo que podría interferir en las funciones del cerebro y en las del hígado.

Cantidades de colina recomendadas al día

Según la publicación, entre los riesgos relacionados con la falta de este nutriente se encuentran las irregularidades en el metabolismo de la grasa en la corriente sanguínea y un exceso de radicales libres en las células. Para evitarlo, en 1998 el Instituto de Medicina de Estados Unidos marcó unas cantidades de consumo diario de colina, que variaban entre 425 mg al día en las mujeres, 550 mg al día para los hombres, 450 mg al día para las embarazadas y 550 mg al día para las lactantes. En 2016 la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) estableció recomendaciones muy similares.

Emma Derbyshire, consultora especializada en nutrición y ciencia biomédica y autora del trabajo, que se ha publicado en la revista British Medical Journal Nutrition, Prevention & Health, explica que si no se pueden obtener estas cantidades por medio de la alimentación, se deberá recurrir a la suplementación, especialmente en la etapa del embarazo, donde la colina desempeña un papel fundamental en el desarrollo del feto.

Algunos expertos creen que este trabajo tiene serias limitaciones, pues se trata de un texto observacional, en el que se omite que la soja es capaz de aportar grandes cantidades de colina y además, en la propia publicación se indica que en la elaboración fueron consultados The Meat Advisory Panel, Marlow Foods (Quorn), the Health Supplement Information Service y the British Egg Information Service, que podrían denotar conflictos de intereses.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD