PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Encuentran beneficios nutricionales en el salvado de arroz

Demuestran que el salvado de arroz, la cubierta del grano del arroz que se desecha y se usa para alimentar animales, tiene multitud de beneficios nutricionales para los humanos y es muy rico en proteínas y vitaminas de alto valor.
Encuentran beneficios nutricionales en el salvado de arroz

El salvado de arroz podría ayudar a combatir el hambre en los países en vías de desarrollo.

06 de Junio de 2017

El salvado de arroz, que es la cubierta exterior del grano entero que se retira durante el procesamiento, y que suele emplearse para alimentar animales, tiene múltiples beneficios nutricionales: es una fuente rica de proteínas, grasas, minerales y micronutrientes como vitaminas del grupo B, según las conclusiones de un estudio publicado en la revista científica de acceso libre Rice, llevado a cabo por investigadores del departamento de Ciencias de la Salud Ambiental y Radiológica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Biológicas de la Universidad de Colorado (Estados Unidos).

Pese a que tradicionalmente al salvado de arroz no se le atribuían ventajas más allá de ser una fuente de fibra barata, según los investigadores una ración de menos de 30 gramos de este alimento proporciona más de la mitad de las necesidades diarias de una persona en cuanto a vitaminas de alto valor como la tiamina, la niacina, o la vitamina B6

Un alimento potencial para combatir la desnutrición

En la investigación se empleó una técnica bioquímica sofisticada llamada espectrometría de masas (que forma parte de un conjunto de técnicas llamado metabolómica), a través de la cual identificaron y midieron la cantidad de moléculas que estaban presentes en tres variedades de arroz. Así, los investigadores encontraron 453 metabolitos, de los cuales 65 habían demostrado tener potencial medicinal y atributos nutricionales, y 16 nuevos tipos que no se habían encontrado en estudios previos de la composición del salvado de arroz. 

Los investigadores atribuyen al salvado de arroz propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antihipertensivas, además de considerarlo como una potente fuente de proteínas

Una búsqueda bibliográfica llevada a cabo por los autores mostró que algunos de los compuestos que identificaron en el salvado de arroz ya habían demostrado en estudios anteriores tener propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antihipertensivas. Pero, además, en esta ocasión también se observó que el salvado de arroz ofrece entre un 12-15% de proteínas que, según el estudio, es interesante tener en cuenta, ya que podría ayudar a combatir las deficiencias nutricionales en los países en vías de desarrollo.

Teniendo en cuenta que el arroz es un alimento básico esencial para más de la mitad de la población mundial, y que se cultiva en más de 100 países, los investigadores consideran que tras los hallazgos en la composición bioquímica del salvado de arroz es necesaria una investigación adicional, con el fin de encontrar terapias nutricionales y aplicaciones en tratamientos médicos.

El arsénico en el arroz

Lo que no han tenido en cuenta los investigadores de la Universidad de Colorado es la cuestión de los niveles de arsénico presentes en el salvado de arroz. Diversos estudios han hallado altas concentraciones de arsénico inorgánico tanto en el arroz como en los productos fabricados a raíz de este producto (jarabe de arroz, salvado de arroz, tortitas de arroz, leche artificial para lactantes con arroz, etcétera).

Esto es especialmente evidente si tenemos en cuenta el arroz integral, ya que es la cubierta el lugar en el que más arsénico se acumula. Puesto que el salvado es al 100% esa capa, sería interesante estudiar qué niveles de arsénico inorgánico se esconden en el salvado de arroz, y si esos niveles son realmente preocupantes o no para la salud del ser humano.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''