Clavo de olor, aliado de la salud bucodental
El clavo de olor se usa para aderezar salsas y guisos, pero esta especia también tiene beneficios para la salud como prevenir la caries, aliviar el dolor de muelas, o mejorar la digestión y evitar los gases, entre otros. Conócelos.

Beneficios del clavo para la salud y precauciones de uso

Actualizado: 1 de octubre de 2021

El clavo de olor se puede adquirir en herbolarios, en tiendas (físicas u online) que venden especias, e incluso en supermercados, por lo que te resultará fácil encontrarlo para aprovechar los beneficios que aporta en el plano de la salud, y que te dejamos resumidos a continuación:

  • Aliado bucodental: el clavo destaca por encima de todo como un aliado natural para favorecer la salud dental y bucal. Por su efecto analgésico, antibacteriano y antiinflamatorio, se destina a mitigar el dolor de muelas, la inflamación de las encías, de las mucosas, de la pared bucal o de la lengua. Contribuye a reducir la presencia bacteriana en la placa dental y a prevenir el desarrollo de la caries. Se ha usado también para tratar el dolor por la aparición de los primeros dientes en los críos pequeños.
  • Facilita la digestión: se ha usado tradicionalmente como un buen remedio digestivo. Incluido en los guisos como especia aromática ayuda a absorber los nutrientes y a facilitar una agradable digestión. Calma los espasmos gastrointestinales y elimina la sensación de pesadez abdominal y las náuseas.
  • Contribuye a combatir los gases, los meteorismos o ruidos del abdomen y las molestas flatulencias.
  • Antidiarreico: se ha indicado para tratar las diarreas estacionales, las que se producen por consumo de agua en mal estado o por infecciones o alergias alimentarias.
  • Efecto bactericida: diversos estudios han probado su valor para neutralizar el desarrollo de bacterias infecciosas, como la E. coli, responsables de infecciones en el aparato digestivo y de estados recurrentes de malestar gastrointestinal.
  • Protector cardiovascular: se le atribuye una ligera influencia como método de apoyo para regular el ritmo circulatorio y prevenir enfermedades del sistema cardiovascular.
  • Alivio del dolor: por su efecto analgésico y antiinflamatorio se ha destinado a aliviar la migraña, el dolor en cervicales y los dolores musculares y neurálgicos. A tal fin se emplea también por vía tópica, en masaje o en baños parciales.
  • Se ha destinado a tratar enfermedades infecciosas como la malaria, el cólera o la tuberculosis, pero no existe evidencia científica de su eficacia real.
  • Para problemas respiratorios: por su alto efecto expectorante y antiinflamatorio, se recomienda en caso de inflamación de las vías respiratorias en bronquitis, gripe, faringitis y laringitis.
  • Efecto antioxidante: el aceite esencial del clavo destaca también por su alto poder antioxidante, lo que lo convierte en un elemento natural a considerar para prevenir infecciones y la oxidación celular, como indica un estudio publicado en la National Library of Medicine.
  • Adyuvante para el herpes: los clavos de olor se revelan como una eficaz herramienta natural para tratar las infecciones por herpes, gracias al potente efecto antiviral del eugenol y otras moléculas activas presentes en su aceite esencial, según revelan estudios como el publicado en Phytotherapy Research.
  • Antifúngico: a nivel externo, por su elevada capacidad antifúngica, el clavo de olor se indica para acelerar la desaparición de hongos en la piel o dermatomicosis.
  • Para el oído: el oleato de clavo de olor, en instilaciones, se aplica en el oído para tratar la otitis infantil. Cabe aquí ser prudentes y consultar con el pediatra antes de optar por esta solución.
  • Útil para la piel: remedios con clavo, en forma de decocción o en loción facial, se han destinado a tratar diferentes trastornos dermatológicos, como el acné juvenil, las picaduras de insectos, los forúnculos, los eccemas y, en general, la dermatitis.
Uso del clavo de olor

Precauciones con el uso del clavo de olor

En líneas generales el consumo de clavo de olor por vía interna y por vía externa no entraña riesgos destacables, salvo por las siguientes consideraciones y advertencias que nos recalcan los expertos:

  • Debe evitarse la toma de aceite esencial de clavo por vía interna en el embarazo y el periodo de lactancia y no administrarse a niños menores de 12 años.
  • Debe también ser evitado por personas afectadas por gastritis recurrentes, síndrome del colon irritable, úlceras gastroduodenales y patologías del hígado.
  • Está igualmente desaconsejado a personas afectadas por enfermedades neurológicas y degenerativas como el párkinson, epilepsia, etcétera.
  • En dosis altas o moderadamente altas la toma de aceite esencial de clavo puede generar un efecto excitante exagerado y producir una respuesta neurotóxica.
  • Se han dado casos de reacciones alérgicas por el uso de este aceite esencial sobre la piel.

Creado: 1 de octubre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD