PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Sofocos en la menopausia
Los sofocos son uno de los síntomas más comunes y molestos en la menopausia, y de los más precoces, ya que suelen aparecer unos años antes. Conoce sus señales y toma nota de estos consejos para combatirlos.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Por qué se producen los sofocos

Por qué se producen los sofocos

No se conoce con precisión qué provoca los sofocos, pero parecen estar relacionados con las bruscas variaciones hormonales típicas de la menopausia. Se sabe que los sofocos aparecen por un proceso que se origina en el sistema vasomotor del cerebro. Este proceso se activa cuando existe un descenso en el nivel de estrógenos en el organismo femenino, como ocurre durante la menopausia, y provoca los molestos sofocos.

Recientes investigaciones científicas señalan que las células que en el cerebro funcionan como un reloj biológico que controla el sueño y la vigilia también podrían ser responsables del control de los cambios en la temperatura corporal, que hacen que por la noche baje para poder dormir y por el día suba para permanecer despiertos.

Con la menopausia se altera este ritmo de temperatura, produciéndose picos desiguales durante el día y durante la noche, que serían los causantes de los sofocos, provocando los despertares nocturnos en las mujeres menopáusicas.

Los sofocos también se relacionan con el estrés emocional, las comidas copiosas, el consumo de alcohol y los cambios bruscos de la temperatura.

No todas las mujeres sienten los mismos síntomas durante la menopausia. Depende en buena parte de cómo llegue cada mujer a esta etapa, de su estado de salud, tanto físico como mental. Se estima que en torno al 80% de las mujeres menopaúsicas tendrá sofocos, aunque sólo una de cada cuatro sufrirá este trastorno de forma más intensa, mientras que el resto los podrá soportar con la ayuda de abanicos, ropa holgada, sin fumar, sin engordar y practicando ejercicio moderado.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD