PUBLICIDAD

Mascarillas caseras: qué material protege mejor contra el coronavirus

Elaborar las mascarillas caseras con algodón combinado con seda natural o gasa podría ser más eficaz para prevenir la infección por coronavirus que usar otros tejidos, porque según un estudio estos filtran mejor las gotas infecciosas.
Escrito por: Eva Salabert

28/04/2020

Material para realizar mascarillas casera y protegernos del coronavirus

Un estudio ha revelado cuál es el mejor material para elaborar mascarillas caseras con el objetivo de que resulten eficaces para prevenir el contagio del coronavirus SARS-CoV-2. Combinar tela de algodón con seda natural o gasa parece ser lo más idóneo para filtrar eficazmente las partículas de aerosol que emiten las personas infectadas por el virus –siempre que se ajusten correctamente a la cara–, según han afirmado los autores del trabajo en ACS Nano, la revista donde han publicado sus hallazgos.

La investigación que ha llegado a esta conclusión ha sido realizada por científicos de la Universidad de Chicago, liderados por Supratik Guha, que decidieron analizar cuál era la capacidad de los tejidos comunes –solos, o en combinación con otros– a los que podía acceder fácilmente la población para filtrar aerosoles con un tamaño similar al de las gotas respiratorias que contienen el patógeno.

El algodón combinado con dos capas de gasa de poliéster-spandex filtró del 80 al 99% de las partículas de aerosol, similar al de un material de máscara N95

Para descubrirlo, los investigadores produjeron partículas de 10 nanómetros a 6 micrómetros de diámetro empleando para ello una cámara de mezcla de aerosoles. Con un ventilador soplaron el aerosol a través de diferentes muestras de tela imitando para ello la velocidad de la respiración de una persona que permanece en reposo, y midieron la cantidad y el tamaño de las partículas en el aire antes y después de que pasaran a través de cada muestra de tela.

Combinar algodón con algunos tipos de gasa y seda natural

Comprobaron así que combinar una capa de una sábana de algodón con dos capas de gasa de poliéster-spandex, que es un tejido transparente que se utiliza con frecuencia en los vestidos de noche, fue capaz de filtrar la mayoría de las partículas de aerosol; en concreto, entre el 80% y el 99% dependiendo de su tamaño, lo que hace que su rendimiento sea parecido al de un material de máscara N95.

También observaron que si sustituían la gasa por franela o seda natural, e incluso utilizando una colcha de algodón elaborada con guata de algodón y poliéster, los resultados eran parecidos. Por ello, afirman que los tejidos apretados como el algodón pueden servir como una barrera mecánica frente a las partículas infecciosas, mientras que algunos tipos de gasa y seda natural, al mantener una carga estática, pueden actuar como una barrera electrostática contra las mismas.

Ajustarse bien la mascarilla a la cara es clave para prevenir la infección por coronavirus, ya que un espacio del 1% disminuyó la eficacia del filtrado a la mitad o más

El material con el que se fabrica la mascarilla es por tanto un elemento clave a la hora de prevenir la infección por coronavirus, pero hay otros factores que influyen decisivamente en su efectividad, por ejemplo, un correcto ajustado a la cara, ya que estos expertos también comprobaron que un espacio del 1% disminuyó la eficacia del filtrado de todas las mascarilla a la mitad o más.

Usar mascarillas para prevenir el COVID-19

En opinión de los expertos, la principal forma de transmisión del coronavirus es a través de las gotitas respiratorias –denominadas aerosoles– de diferentes tamaños que expulsan los individuos infectados cuando tosen, estornudan, hablan o respiran. Aunque el paciente o las personas que le rodean lleven mascarilla, algunas de estas gotículas pueden atravesar con facilidad las aberturas que hay entre ciertas fibras de tejido, lo que genera dudas sobre si realmente ponerse una mascarilla, sobre todo de tela casera, ayuda a prevenir el COVID-19.

Pero aunque en principio no se recomendó el uso generalizado de mascarillas en la población, la rápida propagación del coronavirus y que muchos de los infectados por este virus sean asintómaticos o puedan extender la enfermedad antes de manifestar los primeros síntomas, ha hecho que organismos de reconocido prestigio como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aconsejen el uso de mascarillas en público y, ante la escasez de máscaras quirúrgicas –que deben reservarse para los trabajadores sanitarios–, muchas personas las elaboran en su propia casa.   

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD