PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
La cama perfecta
Nuestro descanso puede alterarse si no dormimos en el lugar adecuado. Y es que, tener una cama idónea es fundamental para despertarte todos los días con energía y salud. Damos pistas para hacerte con tu cama perfecta.
Escrito por Enrique González, Periodista experto en salud y bienestar

10 consejos para elegir la cama idónea y cómo mantenerla

Mujer buscando la cama perfecta

Elegir la cama perfecta es una elección suficientemente importante como para que no te lo tomes a la ligera. Te ofrecemos algunas recomendaciones para conseguir que tus sueños en este sentido se hagan realidad:

  • Tómate tu tiempo cuando vayas a la tienda a elegir tu cama. Sobre todo con el colchón, no dudes en probarlo durante unos minutos en la posición en la que sueles dormir para certificar si realmente es firme y confortable. No te lo lleves a casa si no te convence.
  • No escatimes en el precio si realmente es adecuado. Hoy en día existen muchas ofertas que podrán adaptarse a tu economía, pero merece la pena que hagas un esfuerzo en esta compra que, además, durará muchos años.
  • Déjate aconsejar por el vendedor, puesto que si es competente conocerá el producto y podrá orientarte hacia la elección más apropiada para ti.
  • La firmeza es fundamental, selecciona los productos que mejor se amolden a tu cuerpo para evitar los típicos dolores de espalda o cervicales. Túmbate para probarlo, si hay mucha holgura entre el colchón y las lumbares es que es muy rígido, mientras que si no te pasa la mano entre la espalda y la cama es señal de ser demasiado blando.
  • Huye de tendencias o modas, a no ser que realmente te permitan un descanso adecuado. Una cama redonda quedará muy cool en tu habitación, pero quizás no sean la mejor alternativa.
  • Los colchones tienden a coger forma, por lo que es aconsejable darles la vuelta de vez en cuando para que descanses en la superficie más lisa.
  • Renueva los diferentes elementos de la cama en función de la recomendación del fabricante (por ejemplo, el colchón suele ser cada 10-15 años) para garantizar las mejores condiciones.
  • Airea frecuentemente la habitación para permitir que la cama transpire y esté fresca cuando vayas a acostarte de nuevo.
  • Antes de hacer la cama, espera un poco si te acabas de despertar para dar tiempo a que se evapore la posible humedad que se genera en el lecho durante la noche.
  • Crea un espacio tranquilo en tu habitación en el que realmente sientas relajación cuando duermas. El orden y la amplitud de espacio, sin objetos por todos lados, contribuirá a ello, así como la elección de colores suaves en paredes y muebles. Aquí encontrarás otros muchos consejos para mejorar tu descanso.
Lavar las sábanas, consejos

Actualizado: 16 de Julio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD