PUBLICIDAD

Triptófano, el aminoácido que mejora tu ánimo
El triptófano es un aminoácido que te puede ayudar a conseguir un sueño reparador y un mejor estado de ánimo. Conoce los alimentos que lo contienen para incorporarlos a tu dieta, y los riesgos de abusar de los suplementos.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Riesgos asociados a los suplementos de triptófano

Actualizado: 5 de abril de 2019

Mediante la dieta es muy difícil ingerir un exceso de triptófano, sin embargo, quienes optan por incrementar sus niveles de este aminoácido esencial en el organismo mediante los suplementos disponibles en el mercado deben saber que sí pueden poner en riesgo su salud si se abusa de ellos. Por ello, conviene consultar antes con un especialista la necesidad o no de suplementar la dieta con triptófano, mirar bien las recomendaciones de consumo de cada producto y vigilar la composición en su etiquetado. Hay que recordar que los requerimientos diarios de triptófano aconsejados por la OMS son de 4 mg/kg y pueden cubrirse sin problema mediante la alimentación.

Ante un consumo excesivo de triptófano algunos de los síntomas más comunes que pueden llegar a manifiestarse son:

  • Dolores de estómago.
  • Náuseas y vómitos.
  • Acidez estomacal.
  • Gases.
  • Diarrea.
  • Falta de apetito.
  • Sequedad bucal.
  • Debilidad muscular.
  • Fatiga.

Además, según la Organización Nacional de Enfermedades Raras de Estados Unidos (NORD), una ingesta excesiva de suplementos de triptófano podría ser la causante de más de 1.500 casos de síndrome de eosinofilia-mialgia (EMS), una enfermedad rara que afecta a varios órganos del cuerpo, como los pulmones.

Contraindicaciones de los suplementos de triptófano

Este tipo de suplementos de triptófano puedes tener un efecto negativo en ciertos grupos poblacionales o personas con determinados problemas de salud. Así:

  • Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no deberían tomar suplementos de triptófano, pues todavía no se han realizado estudios que demuestren que su consumo sea seguro en estas etapas.
  • En el caso de los niños siempre hay que consultarlo con el pediatra, que en algunos casos prescriben estos suplementos para mejorar la hiperactividad en los pequeños. Aun así, hay que tener en cuenta que no se ha demostrado que sea 100% eficaz para este fin.
  • A las personas con problemas en los glóbulos blancos, o a las que padezcan una enfermedad en los riñones o en el hígado tampoco se les recomienda que tomen estos suplementos, pues pueden empeorar su situación.

Interacción del triptófano con otros medicamentos

Los suplementos de triptófano pueden interactuar con otros fármacos si te toman de manera conjunta, como por ejemplo con medicamentos con propiedades ansiolíticas y sedantes –como lorazepam o diazepam– y antidepresivos –como fluoxetina (Prozac) o sertralina. Esto ocurre porque tanto el aminoácido como estos compuestos afectan a la producción de serotonina y si se combinan pueden generar una gran cantidad de esta hormona, lo que puede llegar a causar problemas cardiovasculares.

Al parecer, el triptófano también podría causar problemas si se toma junto con la hierba de San Juan o hipérico, que se utiliza para aliviar la depresión y los síntomas menopáusicos, por el mismo motivo que con los anteriores fármacos, por el riesgo de una sobreproducción de serotonina.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD