Dobles humanos: las personas con caras parecidas podrían compartir ADN

Las personas que se parecen mucho sin ser parientes comparten características genéticas en los genes encargados de la formación de los rasgos faciales –boca, nariz, ojos, barbilla y frente–, lo que explicaría por qué hay dobles humanos.
Escrito por: Eva Salabert

24/08/2022

Dos chicas jóvenes con las caras muy parecidas

¿Alguna vez te han dicho que te pareces mucho a alguien –famoso, o no–, o tú mismo te has encontrado con una persona que podría ser tu ‘doble’ sin necesidad de maquillaje? Pues parece ser que esto tiene una explicación biológica, ya que un nuevo estudio realizado por científicos españoles del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras revela que los individuos extremadamente similares que no tienen relación de parentesco pueden compartir ADN.

PUBLICIDAD

Los investigadores, liderados por el Dr. Manel Esteller, profesor de Investigación ICREA y catedrático de Genética en la Universidad de Barcelona, han comprobado que las personas que sin ser parientes se parecen mucho comparten características genéticas en los genes encargados de la formación de los rasgos faciales, lo que explicaría, desde el punto de vista biológico, que podamos cruzarnos con un doble en cualquier lugar del planeta.

Los resultados del trabajo, que se han publicado en Cell Reports, también podrían ayudar a detectar enfermedades genéticas y a mejorar las técnicas de medicina legal y forense al facilitar la identificación de las personas a partir de su material genético. Los investigadores estudiaron a personas con parecidos razonables empleando un programa de reconocimiento facial que les permitió encontrar parejas de individuos que eran casi indistinguibles entre sí. Posteriormente, analizaron su secuencia de ADN (genoma), su perfil epigenético (mecanismos de regulación del genoma) y su composición de microbios (microbioma).

PUBLICIDAD

Tu ‘doble’ podría estar en cualquier lugar del planeta

Estos análisis revelaron que los dobles humanos comparten variaciones similares de su ADN, especialmente los relacionados con los genes implicados en la formación de la boca, la nariz, los ojos, la barbilla y la frente. Actualmente somos alrededor de 7.900 millones de personas en el mundo, y estamos mucho más interconectados gracias a internet, las redes sociales y los viajes internacionales, por lo que existen más probabilidades de que estas repeticiones se produzcan y también se descubran.

“El parecido de estas parejas de dobles no solo se ceñía a los rasgos faciales, sino que, además de afectar a otras propiedades físicas (altura y peso), se extendía a ciertos rasgos del carácter y el comportamiento”

“La aparición de ‘dobles’ de una persona, como si fueran fotocopias, ha sido motivo de atención en las artes y la cultura popular, pero nunca había sido abordado desde el punto de vista científico” ha declarado el Dr. Esteller, que añade: “lo que hemos hecho ha sido recopilar el mismo material biológico de estos individuos extremadamente parecidos (también llamados look-alike en inglés o Doppelgänger en alemán) para ver si encontrábamos una razón objetiva de su similitud”.

PUBLICIDAD

Las similitudes que han descubierto estos científicos van mucho más allá del rostro, tal y como destaca el Dr. Esteller: “fue curioso comprobar que el parecido de estas parejas de dobles no solo se ceñía a los rasgos faciales, sino que, además de afectar a otras propiedades físicas (altura y peso), también se extendía a ciertos rasgos del carácter y el comportamiento”.

Esteller opina que este estudio puede abrir nuevas líneas de investigación en el futuro en diferentes ámbitos y señala que, por un lado, “proporciona las bases para que a partir del análisis de la imagen y la forma de la cara se puedan diagnosticar enfermedades genéticas” y, por otro, “permitiría reconstruir la cara de una persona desconocida a partir únicamente de una muestra de ADN, uno de los grandes desafíos de la medicina forense y criminalística”, concluye el investigador.

Actualizado: 25 de agosto de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD