PUBLICIDAD

60 gramos de frutos secos al día ayudan a mejorar la función sexual

Tomar todos los días 60 gramos de frutos secos (nueces, avellanas y almendras) puede mejorar el deseo sexual y la función orgásmica, según un estudio con 83 personas que seguían una dieta occidental desequilibrada.
Escrito por: Eva Salabert

22/07/2019

Frutos secos

Un estudio de intervención nutricional que se ha llevado a cabo en el marco del proyecto FERTINUTS, cuyo objetivo es analizar los efectos que tiene el consumo regular de frutos secos sobre la calidad del semen, ha descubierto que incluir en la alimentación diaria 60 gramos de frutos secos –en concreto una combinación de nueces, avellanas y almendras– puede mejorar la función sexual.

La investigación ha sido realizada por científicos del CIBEROBN, pertenecientes a la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV), del Institut d'Investigació Sanitària Pere i Virgili (IISPV), gracias a la participación de 83 individuos sanos en edad reproductiva que llevaban una dieta occidental poco saludable, que incluía un exceso de grasas de origen animal, y poca cantidad de frutas y verduras.

El tipo de dieta es uno de los factores de riesgo para sufrir disfunción eréctil o sexual, además del consumo de alcohol y tabaco, el estrés y el sedentarismo

Los investigadores dividieron a los participantes en dos grupos, uno de los cuales continuó con su dieta de siempre durante 14 semanas, y el otro la complementó con 60 gramos al día de frutos secos, y todos ellos contestaron 15 preguntas de un cuestionario que se conoce como IIEF-15 y está reconocido a nivel internacional, informando sobre su función sexual, tanto al principio como al final de la intervención dietética.

Los frutos secos mejoran la calidad del esperma y el deseo sexual

Los resultados, que se han publicado en Nutrients, mostraron que complementar la dieta occidental con esta cantidad de nueces, avellanas y almendras puede contribuir a mejorar el deseo sexual y la función orgásmica. Estos mismos investigadores ya habían observado que el consumo de este tipo de frutos secos incrementaba la calidad del esperma, pero no se habían hecho estudios que revelaran qué papel desempeñaba en la función sexual.

Los hallazgos son importantes teniendo en cuenta que se estima que un 2% de los varones menores de 40 años presentan disfunción eréctil y sexual, y que estas cifras se elevan al 52% en los que tienen entre 40 y 70 años, y a más del 85% en los hombres mayores de 80 años.

Y el tipo de dieta es uno de los factores de riesgo para desarrollar estos problemas, además del consumo de alcohol y tabaco, el estrés y el sedentarismo, aunque los autores del trabajo reconocen que es necesario realizar nuevos estudios con un mayor número de participantes para corroborar los resultados y determinar los mecanismos que intervienen en la obtención de estos beneficios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD